Conocedores
Close

Así es Laguna Brava en la Cordillera de los Andes: imágenes

Por Juan Chiummiento

14/03/2018

Ubicada en la provincia argentina de La Rioja, es una reserva natural de 405 mil hectáreas. Colores que van del rojo al azul, pasando por ocres, anaranjados y grises, componen una escenografía única

A veces es difícil renovar la capacidad de sorpresa cuando se viaja por la Cordillera de los Andes, cadena montañosa que guarda maravillas a cada paso. Sin embargo, a veces sucede. Tal es el caso de la reserva Laguna Brava, ubicada en la provincia argentina de La Rioja.

Recorrer los más de 100 kilómetros que separan la localidad de Vinchina con el espejo de agua que da nombre al sitio es una experiencia que pone a prueba todos los sentidos, sobre todo la vista.

Colores que van del rojo al azul, pasando por ocres, anaranjados y grises, componen una escenografía única.

Mientras se va ganando altura (se llega hasta los 4.500 metros sobre el nivel del mar), aparecen al costado del camino grupos de vicuñas y guanacos, especies que dominan el lugar.

Tras manejar más de dos horas -en el mejor de los casos-, se llega a la laguna, que nos deja atónitos por su belleza.

Tiene una superficie de 50 kilómetros cuadrados y si se la visita en verano estará poblada de flamencos, que vienen aquí para su período de reproducción, fundamentalmente entre noviembre y marzo.

En el humedal hay una gran variedad de aves acuáticas durante la temporada estival: 52 especies de 20 familias.

Más allá del espejo de agua se pueden observar picos de gran altura, varios de los cuales superan los 6 mil metros de altura.

Si bien al lugar puede llegarse en vehículo propio, la recomendación es contratar una excursión con la Cooperativa Laguna Brava, ubicada en la localidad de Vinchina.

Todos sus guías son personas locales e idóneas, que no solo transmitirán pasión y orgullo por su trabajo, sino que compartirán historias que darán un plus a la visita.

Así, por ejemplo, tomaremos conocimiento del accidente aéreo que ocurrió aquí en 1964, cuando un Curtiss Comando C-46 tuvo un aterrizaje forzoso en la zona. Aún hoy pueden verse partes del avión.

También observaremos los refugios para arrieros construidos por el gobierno de Domingo Sarmiento en el Siglo XIX, cuando la zona era utilizada como paso obligado para el comercio entre Argentina y Chile.

Más por conocer