" /> ">
Conocedores
Close
Viajes 26/10/2017

Destino Islandia: las mejores cosas para hacer y secretos de un país que parece de otro mundo

Visitamos la tierra de "Game of Thrones". ¿Cuál es el mejor momento del año para viajar y recorrerlo?

Norberto Sica

Seguir en

Desde el primer instante en el que uno arriba a Islandia, se da cuenta de que está en un país completamente diferente. En una de las excursiones que tomé, uno de los guías dijo que “parece como si fuera otro planeta”, lo que de alguna forma esa frase cobra cierto sentido cuando toma conciencia de que allí se filmaron distintas películas y series, entre ellas, “Prometheus” (Prometeo) que transcurre en el espacio o “Game of Thrones”, que está ambientada en la época medieval.

“SE PARECE A OTRO PLANETA. Y QUIZÁS LO SEA”.

Lo cierto es que desde el mismo momento en el que se desciende del avión, todo es distinto. El aeropuerto de Reikiavik transmite una inusual calma para una terminal aérea y su diseño interior nos hace pensar que estamos en una suerte de museo de arte moderno, por su estilo minimalista y un respetuoso silencio.

Reikiavik es ante todo una ciudad moderna, que combina barrios de casas bajas de colores, con nuevos edificios (no de gran altura), muchos de los cuales están recubiertos por una piel de vidrio.

Hay varios lugares claves para visitar en esta pequeña urbe, aunque quizás los tres más recomendados sean la iglesia Hallgrímskirkja, el centro de conciertos Harpa y el espacio de exposiciones Perlan.

En cuanto a la construcción de esta iglesia, las obras demoraron 38 años. Comenzó en 1945 y se terminó en 1986. Con sus casi 75 metros es el edificio más alto de Islandia, ofreciendo desde su cúpula una vista panorámica.

Subir hasta lo más alto, cuesta unos 8 dólares, y se debe utilizar un pequeño ascensor en el que caben seis personas (lo que hace que en ocasiones se formen largas colas) y luego continuar un pequeño tramo por escalera.

El centro de conciertos y convenciones Harpa es una obra maestra del diseño. Ubicado sobre la costa de la ciudad, frente al mar, se inauguró en 2011, con una fachada de cristales en forma de hexágonos, en cuyo interior hay luces LED que le brindan una particular iluminación en la noche. Pero además, el 5% de esos cristales fueron tonalizados con distintos colores, lo que de acuerdo a las condiciones del tiempo, ofrece una apariencia diferente.

El lugar tiene cuatro salas, aunque la más importante, bajo el nombre de Eldborg, tiene lugar para 1.800 personas y su diseño está inspirado en la actividad volcánica de la zona

Perlan (The Pearl, en inglés, La Perla, en español) se construyó sobre una colina, y si bien en un comienzo allí había tanques de agua caliente, luego se reconvirtió en un espacio para exposiciones, conciertos y cuenta con un importante mirador panorámico en el cuarto piso, con vistas en altura de toda la ciudad.

Frente a Reikiavik hay varias islas, entre ellas Viðey, con paisajes naturales únicos, y en la que se encuentra la llamada Imagine Peace Tower (La Torre de la Paz), diseñada por Yoko Ono, la viuda de John Lennon, cómo símbolo de la paz. La torre ilumina luz por las noches y en su contorno se encuentra la frase “Imagina La Paz” en 24 idiomas.

Para llegar a la isla es necesario tomar un pequeño ferry, con salidas desde distintos puntos de la ciudad, entre ellos, frente al centro Harpa.

Una de las excursiones favoritas de los viajes es a la región de Landmannalaugar, un lugar en el que es posible encontrar el volcán Hekla y una combinación de lava, colinas, nieve y termas. Allí existen distintas actividades desde bañarse en las aguas termales, escalar o andar a caballo.

Otro de los tours destacados es el que hace la ruta turística denominada Círculo Dorado (Golden Circle), que tiene como corolario la cascada Gullfoss (Cascada Dorada, en islandés), situada en un cañón sobre el río Hvitá.

Islandia tiene cientos de atractivos, con propuestas que combinan todos los medios de transporte: avión, avioneta, helicóptero, jeep, cuatriciclo, bus, barco, crucero o lancha, con decenas de actividades para los viajeros.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que -dependiendo de la época del año y el medio elegido- llegar a algunos lugares requiere de varias horas. En algunos casos, alquilar un auto es una gran opción, pero hay que tener en cuenta que acceder a determinados lugares está prohibido para los vehículos rent-a-car, siendo no sólo una violación a la legislación, sino también un riesgo para los conductores.

Algunos datos extra:
. Es el país más seguro del mundo. No cuentan con ejército ni fuerzas armadas. En mi estadía no logré ver un sólo policía. La única persona de seguridad con la que me encontré fue en el aeropuerto, al momento de hacer migraciones.

. Las personas no tienen apellido (family name, en inglés) como ocurre en nuestra cultura. En mi caso, si hubiera nacido en Islandia no sería Norberto Sica, sino Norberto hijo de Norberto (que es también el nombre de mi padre).

. El islandés es un idioma difícil de pronunciar con un alfabeto que tiene más letras que el español (32 vs. 27), con palabras que en muchas ocasiones son realmente largas. Sin embargo, un buen método -sobre todo si se sabe otro idioma como el inglés- es tratar de dividir las palabra en partes, ya que varias veces no son más que una combinación de varias palabras en una sola. Por ejemplo, encontrarán varias calles que terminan en “gata”, lo que en realidad significa “calle”.

. ¿Cuándo visitarlo? El mejor momento del año posiblemente sea entre junio y septiembre, en donde las temperaturas son agradables y la luz del día puede durar hasta 20 horas. Sin embargo, es el período en el que casi no existen posibilidades de ver las famosas auroras boreales, algo habitual en la temporada invernal.

Más por conocer