Conocedores
Close

El Vaticano pinta sus paredes con leche

31/12/2017

Es una técnica que data del siglo XV

Mientras la tecnología evoluciona y llega a todos los rincones de la sociedad, algunas técnicas centenarias aún se mantienen vigentes.

Y uno de los lugares en dónde es evidente es en el Vaticano, que aún utiliza leche para repintar las paredes exteriores del Palacio Belvedere.

El procedimiento que ha estado en uso desde 1484, año en que se construyó el palacio, los empleados del Vaticano han estado cubriendo las paredes con leche, que mezclan con cal apagada y pigmentos naturales, en este caso del color crema original.

La leche es producida por vacas que se crían en la residencia papal de verano cerca de Roma.

No es solo con el Palacio Belvedere, un museo que alberga valiosas obras de arte, donde se implementan métodos de limpieza no invasivos, sino también con estatuas alrededor del Vaticano.

Cerca de 600 estatuas de mármol dentro y alrededor de los jardines del Vaticano se limpian con una mezcla de aceites esenciales como lavanda, orégano y tomillo, entre otros. Al igual que la leche utilizada en las paredes, los aceites provienen de cultivos orgánicos en Sicilia.

Más por conocer