Conocedores
Close

Estos son algunos de los 5 puentes más sorprendentes del mundo: uno de ellos, en Sudamérica

03/10/2017

No solo unen ciudades o países, sino también pueden ser verdaderos atractivos turísticos

Los puentes son una maravilla de la ingeniería y arquitectura, conectando ciudades e incluso países.

Y si bien algunos no son muy atractivos visualmente, hay otros que sorprenden por su diseño.

Según un informe especial de la Junta de Investigación de Transporte sobre los Impactos Potenciales del Cambio Climático en el Transporte de los Estados Unidos, muchos puentes suelen estar diseñados para soportar tormentas que tienen una probabilidad de ocurrir sólo una o dos veces cada 100 años.

Y luego hay algunos puentes -los que se curvan, inclinan o incluso disparan agua- que son simplemente increíbles.

En #CONOCEDORES les presentamos cinco puentes que se destacan, uno de ellos, en América Latina.

Lucky Knot Bridge, Changshá (China)

Diseñado por el estudio de arquitectura holandés Next Architects, esta llamativa estructura de 18 metros de largo y 24 de alto, soluciona el paso peatonal sobre el río Dragon King Harbour.

Inspirado tanto en la banda de Möbius como en el antiguo arte chino de anudar —en el arte popular chino, el nudo simboliza la suerte y la prosperidad—, el puente conecta múltiples niveles, anudando metafóricamente todas las rutas y ofreciendo a las personas distintos recorridos desde donde disfrutar de vistas sobre el río, el lago Meixi, la ciudad de Changshá y la cordillera.

Puente Circular de la Laguna Garzón (Uruguay)

Está ubicado sobre la laguna homónima y une los departamentos de Maldonado y Rocha. Fue diseñado por el arquitecto Uruguay Rafael Viñoly. El diseño circular obliga a los conductores a disminuir la velocidad y también permite el acceso a peatones.

Twin Sails Bridges, Dorset (Reino Unido)

Inaugurado en abril de 2012, el Puente de las Velas Gemelas es una estructura levadiza que cruza el Canal “Backwater Channel” en Holes Bay, conectando el centro de la ciudad de Poole, en Dorset, Inglaterra, con Hamworthy. Cuando está cerrado, el puente queda totalmente plano, asentado sobre sus pilares de apoyo, pero cuando los dos tramos del puente se levantan para permitir que los barcos pasen, las dos superficies de elevación triangulares se asemejan a las velas de un barco.

Eshima Ohashi (Japón)

Este puente une a las ciudades de Matsue y Sakaiminato, a través del lago Nakaumi. Es considerado uno de los más largos del mundo y tiene una pendiente no apta para quienes sufren de vértigo. Como muchos otros, este extraño puente está pensado para que grandes embarcaciones puedan pasar por debajo. Pero, a diferencia de la mayoría de su tipo, no es levadizo.

Dragon Bridge (Vietnam)

Es un puente en forma de dragón que tiene una curiosa particularidad: escupe fuego y agua por la boca. Sus 666 metros de largo unen las dos orillas del río Han, en la ciudad vietnamita de Da Nang. Además, está iluminado por más de 2.500 luces con tecnología LED.