Conocedores
Close
Viajes 24/04/2017

Las líneas aéreas sobrevenden. Los hoteles también. ¿Qué sucede si nos quedamos sin habitación?

Expuesto el sistema de las líneas aéreas por el polémico caso de United, es un buen momento para preguntarnos cómo reaccionan los hoteles

La sobreventa de vuelos es muy habitual. Las líneas aéreas saben que hay un porcentaje de pasajeros que no se presentan al vuelo y de esa forma venden más asientos de los que tienen para asegurarse la mayor rentabilidad posible.

Cuando llegan más pasajeros de los esperados, las compañías ofrecen compensaciones para que algunos de ellos tomen un vuelo posterior, algo que usualmente no resulta en un conflicto, aunque vista la exposición del caso de United, hay muchos replanteos sobre los modelos de negocios y sistemas.

¿Qué pasa con los hoteles?

Si bien no es tan habitual, a veces existe la sobreventa en hoteles y eso puede resultar en que algunos huéspedes lleguen a un hotel y no haya habitación disponible.

A diferencia de los vuelos, en donde todos fueron pagados con anticipación, en los hoteles es muy habitual que solo exista una reserva, y el pago se realice en el chekout, y por esa razón un hotel virtualmente no vendió la misma habitación dos veces, sino que puede haber aceptado más reservas que las que tiene.

Las grandes cadenas tienen una política que -en caso que lleguemos y no haya habitación- nos enviarán a una habitación igual o mejor en otro hotel en la misma zona, incluyendo los gastos del traslado a este.

Habitualmente quienes reservan de forma directa con el hotel o son miembros del programa del grupo hotelero tienen la prioridad, y los casos en donde más podría suceder el faltante de disponibilidad es cuando el huésped llega en las últimas horas de la noche.

No es tan habitual ni tan complicado como con las líneas aéreas, y no hay razones para pensar que habrá un cambio en la regulación como se está planteado en las aerolíneas.