Conocedores
Close
Tecnología 08/09/2016

Nuevo iPhone 7: a pesar de su atractivo, una gran razón para no elegir la versión en color Jet Black

Es la versión más atractiva del nuevo iPhone, pero hay un motivo importante para no comprarlo

Norberto Sica

Seguir en

Apple presentó este miércoles el nuevo iPhone 7 y entre las novedades del smartphone, sobresale la flamante versión en color Jet Black, un negro brilloso que recuerda el iPhone original y sus sucesores iPhone 3G y 3GS.

A primera vista, es la opción que elegiría por su atractivo visual. Por un lado, se diferencia de los iPhones 6 y 6s, del que sigue las línea de diseño y sus terminaciones le confieren una apariencia aún más premium.

Sin embargo, nos encontramos una razón (una importante razón). En la descripción técnica del iPhone 7, Apple aclara: “El acabado del iPhone 7 en negro brillante es el resultado de un cuidadoso proceso de anodizado y pulido en nueve pasos. Su superficie es igual de resistente que la de otros productos Apple anodizados, pero puede presentar leves microabrasiones con el uso. Si esto te preocupa, te recomendamos que elijas una de las muchas fundas disponibles para proteger tu iPhone”.

Salvo el iPhone 6 que resultaba extremadamente resbaladizo (no así el iPhone 6s), nunca usé un iPhone con funda. De hecho, soy un gran opositor a usar cualquier smartphone con funda, ya que en la mayoría de los casos gran parte de su belleza radica en la pureza de sus líneas en la parte trasera. Esto se puede ver en gama destacada de teléfonos, con independencia de Apple.

Es más, cubrir al iPhone 7 Jet Black con una funda, le quitaría todo el atractivo y pasaría a ser un iPhone más. De hecho, el frente es idéntico a los iPhone 6 y 6s.

Por lo tanto, si están preocupados en los rayones que pueda tener el iPhone 7, mejor elegir la opción en negro mate, que también es una novedad dentro del portfolio de la compañía.