Conocedores
Close

REVIEW El Casco Art Hotel Bariloche: estilo a orillas del lago Nahuel Huapi

Por Juan Chiummiento

24/02/2018

Un cinco estrellas diferente, con más de 400 obras de arte, para disfrutar de la Patagonia Argentina

Overall

9.2

Alojarse en El Casco Art Hotel de San Carlos de Bariloche puede definirse como una verdadera experiencia para los sentidos y una delicia para los ojos.

La vista se regodeará no solo con inmejorables vistas al lago Nahuel Huapi, sino también con las más de 400 obras de arte expuestas en el interior del establecimiento.

Es que además de hotel, este lugar puede presentarse como un verdadero museo: de hecho, es el primer hotel dedicado al arte en Argentina.

Presenta en todas sus áreas una colección de 40 grandes pintores y escultores argentinos, pertenecientes a la Colección Zurbarán.

Pablo Curatella Manes, Fernando Fader, Benito Quinquela Martín, Cesáreo Bernaldo de Quirós y Raúl Soldi son algunas de las firmas que pueden encontrarse tanto en los espacios comunes como en las habitaciones.

Las obras no compiten con el sobrio mobiliario, lo que genera una decoración que se destaca por su sobriedad.

Uno de los aspectos sobresalientes del hotel es que cada una de las 33 habitaciones lleva el nombre del artista que la decora.

Así, cada ambiente privado presenta un aspecto único e irrepetible.

Todos los dormitorios comparten, eso sí, los mismos servicios, que van desde los más básicos (aire acondicionado y televisión por satélite, entre otros) hasta otros más especiales, como chocolates de la firma Rapanuí.

Las habitaciones se dividen en cinco grupos, según dimensiones y características.

Salvo por la categoría de ingreso, el resto de las habitaciones cuenta con grandes ventanales que dan al lago Nahuel Huapi.

Otro de los espacios donde también es factible contemplar el gran espejo de agua es el restaurant principal del hotel, ubicado en la planta baja.

Además de servir como espacio para el desayuno de los huéspedes, este lugar se encuentra abierto al público durante el mediodía y la noche, con una carta que combina ingredientes locales con platos internacionales.

El restaurante, que se complementa con una selecta cava de vinos, está decorado con cuadros de Juan Lascano, un destacado pintor realista argentino.

En el subsuelo se encuentran el resto de los ambientes comunes del hotel, a saber: piscina, bañera con hidromasaje y fitness center.

 

Overall

9.2

  • 10 Ubicación
  • 9.5 Ambientación & Decoración
  • 9 Espacio en Habitaciones
  • 9 Servicio
  • 9 Wi-Fi
  • 8.5 Amenities
  • 9.5 Experiencia

Más por conocer