Conocedores
Close
Overall

9.5

Viajes 11/05/2017

[Review] Four Seasons Toronto: lujo y modernidad, en el barrio más exclusivo de la ciudad

Su estilo “minimal”, de líneas rectas, la tecnología aplicada a cada detalle para hacer habitaciones inteligentes, sanitarios vanguardistas y su ubicación en Yorkville, son algunos de sus highlights

Norberto Sica

Seguir en

¿Cuál es el mejor hotel de una ciudad? Dar una respuesta a esa pregunta a veces puede resultar algo subjetivo. Hay varios factores a tener en cuenta, sobre todo cuando urbes de relevancia, como Toronto, tiene a varias de las principales cadenas.

Quizás una buena definición sería, el mejor hotel es aquel en el que uno se siente más cómodo. 

Four Seasons Toronto logró conquistarme rápidamente: no sólo se construyó bajo una estructura de piel de vidrio moderna y con una ambientación claramente de lujo. Su estilo “minimal”, de líneas rectas, la tecnología aplicada a cada detalle para hacer habitaciones inteligentes, sanitarios vanguardistas y su ubicación en Yorkville, el barrio más exclusivo de la ciudad, no son condimentos para tomar a la ligera.

La zona está llena de tiendas de lujo como Burberry, Prada, Hugo Boss, Diesel, Christian Louboutin, Escada y Cartier; galerías, restaurantes, bares y museos increíbles como el Royal Ontario Museum y el Gardiner Museum, en un marco de edificios con fachadas victorianas que se ensamblan con torres arquitectónicamente originales.

El lobby tiene dos ingresos, el principal ubicado por la calle homónima al barrio: Yorkville.

El edificio de 21 pisos alberga 250 habitaciones, incluyendo una impactante suite presidencial.

Cada cuarto tiene su propia impronta con ventanas de piso a techo que le dan el marco a disfrutar del skyline de Toronto.

Camas cómodas, con el sello de Four Seasons, que permiten descansar armoniosamente, y televisores LED de 55 pulgadas.

Cada suite cuenta con un iPad mini como centro de entretenimiento y control: desde tener el estado del tiempo y la alarma, hasta acceder a los distintos servicios que ofrece el hotel.

El escritorio es otro lugar clave en la habitación: conectores para poder utilizar todos los dispositivos y parlantes inalámbricos Bose para disfrutar de nuestra música favorita.

Los baños son de ensueño en donde la bañera cobra un lugar central por su ubicación y diseño.

El gimnasio es otro punto a favor. Para quienes disfrutamos entrenar aún en nuestros viajes, nos encontramos con un Fitness Center a la altura de las salas profesionales, con equipos de musculación y aeróbicos. Además, una impactante piscina y un completísimo spa, dan forma a los principales amenices.

Nuestros desayunos, almuerzos, meriendas y cenas, podemos disfrutarlos en el Café Boulud: un espacio cálido, retro-moderno, con una divertida distribución de barra/mostrador, mesas y boxes privados.

Cuando pensamos en experiencias, hay muchos factores que hacen a la ecuación. Y Four Seasons Toronto parece haber sido concebido pensando en cada variable para que el resultado sea más que positivo.

  • 9.5/10 Ubicación
  • 9.5/10 Servicio
  • 9/10 Gastronomía
  • 9.5/10 Decoración & Ambientación
  • 9.5/10 Espacio en Habitaciones
  • 10/10 Wi-Fi & Tecnología
  • 9.5/10 Gimnasio
  • 9.5/10 Amenities Extra
  • 9/10 Relación Precio / Calidad
  • 10/10 Experiencia
Overall

9.5