Conocedores
Close

REVIEW Oheka Castle Hotel New York: una experiencia de película

Por Norberto Sica

02/10/2017

La mansión construida en 1919 redefine el concepto de dónde alojarse en Nueva York, transportándonos en tiempo y espacio

Overall

9.3

Visitar Nueva York es siempre atractivo, ya sea si se trata de la primera, segunda o enésima vez. Cada uno de los viajes ofrece una experiencia completamente diferente.

La primera vez iremos por los iconos de la ciudad como Times Square, Empire State, Rockefeller Center, el Central Park, la Estatua de la Libertad, el One World Trade Center, el High Line y los innumerables museos. Si volvemos a la ciudad, iremos sofisticando y profundizando nuestro conocimiento de una de las metrópolis más cosmopolitas del planeta, para vivir como verdaderos newyorkers.

Pero si buscamos una experiencia completamente diferente, sin necesidad de viajar a otro estado o tomar un avión, podemos encontrarnos con el único en su tipo Oheka Castle, emplazado a sólo una hora de distancia del centro de Manhattan.

Quienes prefieran alquilar un auto y llegar hasta la pequeña localidad de Huntington, encontrarán un recorrido sencillo de poco más de 40 kilómetros. Y si se opta por una opción más cómoda, tomar un Uber es una sugerencia más que recomendable, teniendo en cuenta que el precio del recorrido puede rondar entre los 60 y 100 dólares, un número mucho más conveniente que rentar un vehículo, cargar combustible y tener la presión de manejar en una de las ciudades más congestionadas del planeta.

Su ubicación exacta es en la llamada Costa de Oro de Long Island.

Oheka Castle es vivir en sí en una película. Y no cualquiera. De hecho, es un lugar elegido por un gran número de producciones de cine y televisión, empezando por el clásico de Orson Wells “Ciudadano Kane”, pasando por “Lección de Honor” (Emperor’s Club) con Kevin Kline y Jesse Eisenberg o “¿Qué Pasó en Las Vegas?” con Cameron Díaz y Ashton Kutcher. Además, series para distintas cadenas como CBS, USA Network o A&E.

Su historia se remonta a 1914 cuando el banquero Otto Hermann Kahn encargó su construcción que finalizó en 1919, para ser su residencia de fin de semana y hogar para las temporadas de verano. El nombre Oheka, proviene de sus iniciales (O-He-Ka).

Reconvertido desde hace años en un hotel, es principalmente un lugar escogido para celebrar bodas, eventos y conferencias.

Entre los famosos que lo visitaron se incluyen a personalidades como Alec Baldwin, Tony Bennett, Michael Bolton, el presidente Bill Clinton, Hillary Clinton, David Copperfield, Geena Davis, Patrick Dempsey, Jake Gyllenhall, Nicole Kidman, Heidi Klum, Winona Ryder, Justin Timberlake y Donald Trump.

También fue elegido como el lugar para el casamiento de celebridades como Joey Fatone, de la agrupación N´Sync, o Kevin Jonas de los Jonas Brothers, además de políticos, escritores y miembros de la sociedad, incluso provenientes de otros países.

Cada una de las 32 habitaciones son una verdadera demostración del concepto “Europa en Estados Unidos”, con una arquitectura y decoración inspirada en las mansiones francesas.

Las suites son increíblemente espaciosas, llenas de arte, cuadros y lámparas, que nos transportan en tiempo y espacio.

Y los baños mantienen esa sofisticación.

El impacto visual no se detiene en el edificio en sí, sino además, se complementa con sus importantes jardines, todo dentro de un predio de 23 acres.

Las esculturas se encuentran por doquier.

El restaurante principal cuenta con mesas en el interior y en una refinada terraza.

Y como si todo esto fuera poco, también cuenta con un mini fitness center, en el que tampoco faltan los detalles en su ambientación.

Recorrer el chateau no deja de quitarnos la respiración ante la dedicación puesta por la restauración de todo el edificio, el cuidado en las áreas verdes, la cultura llevada al extremo, incluyendo una biblioteca con cientos de libros y pianos distribuidos estratégicamente.

Alojarse en el Oheka Castle es una de esas experiencias que uno difícilmente pueda olvidar y, visitarlo, ya sea para almorzar o cenar o en uno de los tours de una hora que se realizan todos los días, tiene que figurar en nuestra lista de deseos por cumplir (y cumplirlo).

Más información en www.oheka.com

Overall

9.3

  • 10 Decoración & Estilo
  • 10 Espacio en Habitaciones
  • 9.5 Ubicación
  • 8 Wi-Fi & Tecnología
  • 8.5 Servicio
  • 9.5 Relación Precio
  • 9.5 Experiencia

Más por conocer