Conocedores
Close
Tecnología 26/09/2016

[Review] Probamos el nuevo iPhone 7: el futuro que esperamos de Apple, sigue sin llegar

No hay un sólo factor Wow! que destaque al iPhone 7. Sin embargo, el “selling point” de Apple permanece intacto

Norberto Sica

Seguir en

Apple presentó este mes el nuevo iPhone 7 que terminó confirmando todos los rumores que circularon a lo largo del año, en donde ya se había anticipado que no sería un modelo revolucionario, sino más bien un upgrade tradicional más similar a los años de la generación “s”.

Esta semana probé el flamante modelo y la primera impresión con la que me encuentro es que el iPhone 7 es lo que debería haber sido el 6s (por no decir el 6).

Si bien sigue las líneas de diseño del iPhone 6/6s, recibió algunas mejoras, especialmente en la parte trasera, en donde las líneas de las antenas ahora están disimuladas al haberse colocado sobre los límites inferior y superior.

La lente de la cámara principal, que sobresale, lo hace ahora de una forma más lograda, sin parecer que fue un agregado de último momento como sucedió con la generación anterior.

iphone7-review-espaniol-espanol-in6

La opción en color negro mate, la elegida en mi caso, seguramente será la favorita de este año, ya que es la única que da la sensación de un nuevo iPhone. Las opciones en dorado, rosa y gris son casi idénticas a las del pasado. La propuesta Jet Black es la más atractiva a primera vista (y posiblemente sea un récord de ventas), pero debido a la sensibilidad de su acabado, altamente susceptible a rayones o “micro abrasiones”, no es conveniente pensando en el mediano o largo plazo de vida útil.

Claramente el iPhone 7 es el mejor iPhone hasta el momento, (no podría ser de otra forma), pero refleja los problemas a los que se viene enfrentando la compañía desde la partida de Steve Jobs. Si el iPhone original estaba cinco años adelantado a su tiempo, el iPhone 7 está dos años atrasado en relación a la competencia.

No estamos hablando de performance, en donde Apple sabe lo que hace. Estamos hablando de innovación en tecnologías y apuesta estética. Los Galaxy Edge 6 y 7 con su pantallas curvas, son un paso hacia el futuro. Mientras, Apple mantiene los bordes exagerados, lo que hace que una pantalla de 4,7 pulgadas (o de 5,5) sea más grande de lo necesario.

iphone7-review-espaniol-espanol-in3

No hay un sólo factor Wow! que destaque al iPhone 7 de la competencia. Sin embargo, el “selling point” de Apple permanece intacto: la integración entre hardware y software no tiene rivales. El sistema operativo sigue siendo el más intuitivo del mercado y sus actualizaciones se realizan en forma simultánea para todas las versiones, operadoras y países, sin pasar por la fragmentación de Android, en el que muchos casos hay que esperar meses hasta contar con la más reciente actualización.

En líneas generales estamos ante un smartphone súper veloz, delicado en su estética, con mejor sonido tanto en los auriculares como en su nuevo sistema de parlantes estéreo y con una cámara frontal superior (7 MP frente a los 5 MP de los iPhone 6 y 6s) y una lente principal con mejor resolución para tomas en baja iluminación.

Lo bueno del iPhone 7:
· Su procesador A10 Fusion (increíblemente veloz).
· El adiós a las antenas en la parte posterior.
· Su nueva cámara principal (especialmente en el Plus).
· Su nuevo botón de inicio (Home Button).
· El sistema de audio mejorado.
· Resistente al agua y al polvo.
· Mejor grip (agarre) y menos resbaladizo.

Lo malo del iPhone 7:
· La ausencia del conector de 3.5mm (demasiado pronto para un producto masivo).
· No tiene carga inalámbrica.
· No hay más opciones de colores (dorado y gris, ya deberían haber desaparecido).

¿Qué pasa con el Home Button?
Ahora el botón de inicio dejó de ser “mecánico”. Ya no se mueve. Es totalmente solido, al igual que los nuevos trackpads de las MacBook y MacBook Pro. Con una tecnología denominada Taptic Engine, cuando uno presiona el botón da la sensación de moverse (vibrar) aunque en realidad no lo hace físicamente. Una buena forma de entenderlo, es teniendo apagado el iPhone. Si presionamos el botón no sentiremos ningún movimiento ni escucharemos ningún clic. Pero cuando lo encendamos ahí podremos ver cómo funciona. ¿La razón del cambio? La principal es que era uno de las partes del móvil que más soporte técnico requería (aunque yo nunca tuve problemas al respecto) y abre un potencial para que desarrolladores hagan uso de esta tecnología para “devolver” al usuario alguna vibración al realizar alguna función.

iphone7-review-espaniol-espanol-in4

¿Qué pasa con el diseño?
La parte frontal del móvil no tiene ningún cambio en relación a los iPhone 6/6s. El refinamiento se encuentra en la parte posterior. Por lo cuál, aquellas personas que usan un protector, encontrarán que el iPhone 7 es idéntico al 6. Es aquí donde Apple comente un grave error. Posiblemente estamos en una meseta tecnológica tradicional de la industria, que debería ser revertida con un fuerte cambio estético. Sorprendente que siendo la empresa de mayor valor de mercado, con miles de millones de dólares en dinero en efectivo y los mejores diseñadores del planeta, la empresa tenga tantos problemas para entender algo tan sencillo. Quizás, hay falta de enfoque. Quizás, una gran burocracia interna ante la ausencia de un líder carismático como Jobs. Y quizás, también, un poco de soberbia.

iphone7-review-espaniol-espanol-in5

¿Comprar o no comprar?
Si el presupuesto lo permite y el fanatismo por tener el último modelo es más fuerte que la razón, bien vale la pena comprar el nuevo celular de Apple. Tiene más capacidad de memoria que los anteriores modelos, es realmente rápido y luce mejor que los de los últimos dos años (al menos en la parte posterior).

El iPhone 7, como los anteriores, es un teléfono increíble. Pero su diseño se ve desgastado y no hay nada que permita lucirlo con cierto orgullo. Tiene el sello de la manzana, pero le falta la magia de la manzana.

Más por conocer