Conocedores
Close
Overall

9.1

Viajes 21/05/2017

[Review] Terraços Marinhos: el hotel perfecto para el relax en un paraíso poco conocido en Brasil

Ubicado en Península de Maraú en el estado de Bahia, el hotel ofrece todo lo que las vacaciones de descanso requieren

Marcos Toscani

Seguir en

Brasil es un país turístico de punta a punta, y podemos nombrar varios destinos que se destacan en la oferta. Pero encontrar un lugar diferente y que sorprenda es una oportunidad que no quise desaprovechar.

Decidí viajar a Bahía, pero lejos de los tradicionales puntos turísticos promocionados. El lugar elegido fue la península de Maraú, un destino tranquilo con una naturaleza envidiable y aunque no es tan fácil llegar, más difícil es tener que dejar ese maravilloso lugar, en donde se encuentra el hotel Terraços Marinhos.

No es fácil llegar, pero es mucho más difícil irse

Para llegar a Terraços Marinhos, es necesario tomar varios medios de transporte.

Primero volé a Ilhéus, un municipio que se encuentra al sur de Bahia, y que la duración del vuelo desde San Pablo es de aproximadamente dos horas.

Una vez aterrizado, una persona de Terraços Marinhos esperaba por mí, y realizamos un viaje en automóvil de poco más de una hora por una ruta vistosa entre montes y vegetación frondosa.

Era hora de cambiar de medio de transporte, y una lancha estaba esperando por mí para realizar un recorrido de aproximadamente media hora. Finalmente otro automóvil recorrió algunos kilometros más sobre camino de tierra para llegar a destino.

Todo el recorrido estuvo organizado por el hotel y en medios de transporte privados.

Bem-vindo ao Paraíso

La naturaleza del lugar ya lo hace único. Grandes parques verdes, palmeras eternas, una playa calma y el sol que ilumina.

Pero las grandes dimensiones del lugar donde se encuentra Terraços Marinhos no significan que nos cruzaremos con mucha gente, ya que la privacidad y tranquilidad son unos de sus puntos más fuertes.

Solo 6 bangalôs y 4 suites en todo el hotel

Luego de una cálida recepción por parte de Pedro, me dirigí a mi bangalô (así se dice en portugués) y me di cuenta que no sería simplemente mi habitación, sino un espacio en el que pasaría gran parte del tiempo durante mi estancia.

Es que esa pequeña casa que me albergaría contaba con una piscina privada realmente grande y que con total privacidad invitaba a disfrutarse.

Sobre las diferentes opciones de alojamiento en el hotel, hay 2 bangalôs Master (ideales para familias) 4 bangalôs Luxo y 4 suites Luxo.

Los bangalôs Luxo tienen 134 metros cuadrados, bañera con hidromasajes, un baño de grandes dimensiones y una cama realmente cómoda.

En el exterior, la piscina privada, una hamaca para relajarse, y sillas para poder disfrutar del lugar en cualquier horario del día.

Todas las opciones de alojamiento en Terraços Marinhos cuentan con aire acondicionado, televisión satelital y conexión a internet Wi-Fi.

Aunque el bangalô invitaba a no salir de el, decidí ir a recorrer el hotel, y me dirigí a la playa que para acceder solo debemos cruzar una puerta.

Aunque la playa en sí no es privada, pareciera que lo es. El lugar es realmente tranquilo y es posible disfrutar del mar o descansar en las reposeras provistas por el hotel.

Además de las piscinas privadas, Terraços Marinhos cuenta con una piscina semiolímpica de 25 metros en el área central, sumado a otra más pequeña.

Si queremos, podemos simplemente descansar y disfrutar de la naturaleza, aunque se deseamos hacer actividades, también tenemos opciones.

El hotel cuenta con cancha de tenis y un gimnasio equipado para quien desee y es posible también realizar actividades acuáticas.

La gastronomía

El restaurant central es el lugar donde se toma el desayuno, el almuerzo y a cena y se encuentra ubicado junto a la piscina principal.

Es un lugar cálido y agradable para estar tanto de día como de noche, donde se disfruta del ambiente y la naturaleza y con un servicio amable y dedicado.

La propuesta de desayuno incluye frutas frescas, jugos naturales, panificación y una variada propuesta de cocina, capaz de combinar los sabores locales con las preferencias de los huéspedes.

Es ese mismo lugar donde se ofrece el almuerzo y la cena, y la carta es muy variada.

En mi caso opté siempre por las sugerencias que me hicieron en el restaurante, con platos con una gran influencia bahiana, incluyendo a pescados, mariscos y condimentos típicos de la región, resultando en una experiencia culinaria fantástica.

En cuestión de bebidas, mi favorita durante mi estancia en Terraços Marinhos fue la miel de cacao, dulce y refrescante.

La noche es calma, y el lugar invita a descansar temprano para poder disfrutar mejor del día.

Los amaneceres, perfectos

Estando en Maraú, es una muy buena idea despertarse temprano, ya que los amaneceres desde el mar son realmente únicos.

 

Terraços Marinhos es un paraíso en una zona poco conocida por los extranjeros, ya que usualmente se encuentran brasileños visitando este lugar, y merece la pena una oportunidad para quien busque un lugar de descanso, con una geografía fantástica, servicio personalizado, privacidad y todas las comodidades.

Más información del hotel aquí.

  • 10/10 Servicio
  • 10/10 Habitaciones
  • 9/10 Diseño
  • 9/10 Desayuno
  • 10/10 Restaurantes
  • 8/10 Ubicación
  • 7/10 Wi-Fi / Tecnología
  • 10/10 Amenities
Overall

9.1

Más por conocer