Conocedores
Close

REVIEW The Dominick Hotel New York: un tesoro en el corazón del SoHo

Por Norberto Sica

16/02/2018

Con sus 46 pisos, ofrece vistas imponentes de Manhattan y el río Hudson, gracias a sus ventanales de piso a techo que nos hacen vivir la ciudad de una forma especial

Overall

9.3

Como una joya levantándose y sobresaliendo en el corazón del SoHo, una estructura de 46 pisos de piel de vidrio, llama nuestra atención, fundiéndose con los clásicos edificios de la zona e imponentes rascacielos como el One World Trade Center.

Su ubicación es increíble, rodeado por el siempre atractivo barrio, a poca distancia de cafés, bares y tiendas y museos como el Whitney.

The Dominick emana un aura especial en su exterior e interior, como un hotel cinco estrellas, conceptualmente lujoso y accesible al mismo tiempo.

El lobby es cálido y amplio con sus techos de doble altura y una combinación de chocolates y dorados, fusionados con maderas, transmitiendo el espíritu que encontraremos en el resto de la propiedad.

Las panorámicas que ofrece The Dominick son imperdibles, mostrando la magnificencia de Manhattan y el río Hudson.

Los 391 cuartos y suites son increíblemente amplios, incluso en las categorías más regulares, y todas las habitaciones cuentan con una mini kitchen con cafetera Nespresso de cortesía, frigobar y microondas, lo que resulta práctico y conveniente.

Su decoración es magnífica y exquisita por donde se lo mire.

Cada unidad está amoblada por Casa Fendi e incluye detalles de terminación especiales en un mix con tecnología domótica para un disfrute mayor.

Los ventanales de piso a techo, en algunos casos con vistas infinitas, nos hacen sentir estar dentro de una película.

Baños escenográficos

Grandes ventanales nos ponen a Nueva York de fondo

Relax asegurado

Duchas y bañeras separadas y amenities de calidad

Entre los servicios, es imposible no mencionar a su spa, que se encuentra entre los más grandes de Nueva York, con sus 11 mil pies cuadrados, ocupando dos niveles de la propiedad y nueva salas de tratamiento.

Y para la temporada de verano, cuenta con una hechizante piscina al aire libre.

Su fitness center es impecable, para cualquier tipo de entrenamiento, desde amateur hasta profesional.

Nueva York tiene la magia de una ciudad que siempre sorprende. Y entre sus tesoros al descubierto, The Dominick sobresale como una joya que brilla en el alma misma del SoHo.

 

Overall

9.3

  • 9 Ubicación
  • 9.5 Espacio en Habitaciones
  • 10 Decoración & Ambientación
  • 9 Amabilidad
  • 9.5 Servicio
  • 9 Gastronomía
  • 9 Fitness Center
  • 9.5 Spa
  • 9 Wi-Fi
  • 9.5 Tecnología
  • 9.5 Experiencia

Más por conocer