Conocedores
Close
Viajes 11/07/2017

Siete razones para elegir Armenia en nuestras próximas vacaciones

El país del Cáucaso se presenta como una opción para una escapada de dos semanas

Juan Chiummiento

Seguir en

Enclavado en la región del Cáucaso, Armenia se presenta como un sitio ideal para aquellos que buscan salirse del circuito tradicional de destinos turísticos a la hora de planear sus vacaciones.

Este país, que se encuentra a medio camino entre Europa y Asia, presenta un interesante número de atractivos que lo convierten en una excelente opción para una escapada de dos semanas.

En #CONOCEDORES, presentamos un listado de siete razones para elegir Armenia como el destino de tus próximas vacaciones.

1. Un sitio fácil de recorrer
Ningún punto del país se encuentra a más de 300 kilómetros de la capital, conectada por rutas y autopistas con las distintas regiones. Por esta razón muchos eligen alquilar un auto para recorrerlo, ganando en independencia para hacer nuestro propio recorrido.

2. Naturaleza en su máxima expresión
Recorrer las rutas armenias resulta una delicia para la vista de cualquiera que disfrute las bondades de la naturaleza. Sobre todo en el sur, los caminos se encuentran en medio de las montañas, logrando paisajes únicos en cada tramo.

3. Revivir los orígenes del cristianismo
Armenia fue el primer país en adoptar está religión de manera oficial. Esa decisión se refleja en los diferentes monasterios esparcidos a lo largo y ancho del país, ubicados en puntos que hoy parecen sumamente inhóspitos. Conocer cada uno de ellos es una obligación al visitar este destino.

4. La hospitalidad armenia
El pueblo local sabe que en su personalidad está uno de los principales atractivos. Compartir una mesa con una familia, o incluso dormir en alguna casa tradicional, tendrá una recompensa para el alma del turista, que se llevará para siempre un recuerdo imborrable.

5. Vivir el intenso ritmo de Erevan
La capital concentra buena parte de la vida social armenia: las mayores oficinas gubernamentales y privadas se encuentran allí, así como los principales centros de estudio. Esto se refleja en las calles y bares de Erevan, que logran un ritmo que contagia hasta al último turista.

6. Conocer la República Independiente de Nagorno Karabagh
Se trata de un territorio al que sólo se accede desde Armenia, producto del proceso abierto a partir de la disolución de la Unión Soviética en la década de 1990. Un imperdible es visitar el Hunot Canyon, donde puede contemplarse una pequeña catarata con forma de sombrilla.

7. Deleitarse con las tradicionales bebidas armenias
El vino y el cognac de este país representa un verdadero orgullo para sus habitantes. Si bien pueden degustarse en distintos sitios de Erevan, resulta una buena alternativa probarlos en sus sitios de origen.