fbpx
17/10/19   |   Viajes

10 cosas diferentes para hacer en Cuba (además de playa)

Pese a la fama de sus arenales, Cuba es mucho más que un destino de sol y relax

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Debido a que es la isla más grande del mar Caribe, lo primero que viene a la cabeza al pensar en Cuba son sus fantásticas playas.

Sin embargo, en sus 110.860 kilómetros cuadrados de superficie pueden encontrarse una multiplicidad de actividades para realizar durante una visita a la isla. De oriente a occidente, de Santiago de Cuba a Pinar del Río.

Por ello, desde #CONOCEDORES elaboramos un decálogo de actividades para hacer en Cuba, además de pasarse las tardes reposando al borde del mar Caribe.

1. Visitar la Habana

La capital de Cuba es básicamente el corazón de su pueblo. Su centro es una pequeña joya arquitectónica, pero no hay que quedarse allí: sus barrios más alejados también tienen mucho para mostrar.

La Habana genera un enamoramiento a primera vista, por su ambiente, sus colores y su gente. No hay otra ciudad igual en el mundo. Aquí un listado de 20 ideas para recorrer la capital.

2. Sumarse a la pasión por la salsa

No importa si la persona es un excelso bailarín o simplemente un aficionado observador, nadie está fuera de una de las principales pasiones cubanas.

Es buena idea apuntarse a una de las cientos de clases de salsa, o al menos atreverse a dar unos pasos en algún bar donde siempre hay música. El silencio no una opción en Cuba, esto está claro.

3. Hacer trekking por Sierra Maestra

Lo dicho: pese a la fama de sus arenales, Cuba es mucho más que un destino de sol y playa. Su interior montañoso y verde es ideal para echarse al monte y hacer excursiones.

Los amantes del senderismo disfrutarán de rutas y paisajes soberbios en los que poner a prueba su resistencia. Una de las mejores zonas para los senderistas es Pinar del Río (además de la famosa Sierra Maestra).

4. Andar a caballo en una plantación de azucar

La vida en el interior cubano está todavía fuertemente vinculada al campo y sus rutinas. Quizás por eso los caballos están presentes en el día a día de la mayoría de las ciudades coloniales.

Subirse a una montura para explorar alguno de los valles o incluso adentrarse en grandes campos es una excelente opción para toda la familia.

5. Visitar el Castillo San Pedro de la Roca

Se trata de una fortaleza militar declarada por la Unesco en 1998 como Patrimonio de la Humanidad, la cual se ubica en la segunda ciudad más grande de la isla, Santiago de Cuba.

Conocido también como El Morro, tiene alojado en su interior el museo de la piratería. No hace falta aclarar que estando en Santiago de Cuba, es una excelente oportunidad para recorrer la ciudad y mezclarse con los locales.

6. Comer como un local en la calle

Que el miedo no prohiba ser parte de la clientela de alguna de las tantas ventanitas que ofrecen comida en las ciudades cubanas.

Se trata de pequeños restaurantes que en realidad no son otra cosa que una ventana en una casa particular. Todo por excelentes e increíbles precios.

7. Catar el ron cubano más delicioso

Cuba es famosa en el mundo entero por muchos motivos pero uno de los más importantes es su excelente producción de ron. Este licor se puede tomar sólo o mezclado en alguno de los cócteles más conocidos.

En la isla los mojitos saben mejor, el cubalibre es un trago inolvidable y el ron Collins toda una vivencia. Como beber con el estómago vacío no es bueno, antes de catar nada asegúrate de que sacias tu apetito con un buen plato de ropa vieja o un picadillo a la criolla.

8. Explorar la ciudad de Trinidad

Esta pintoresca localidad es conocida por ser uno de los lugares de Cuba con una escena musical más variada e interesante.

Pero también es una de las villas más hermosas de toda la isla. Trinidad es “la ciudad museo de Cuba” y poner un pie en ella es viajar al pasado a través de sus palacios coloniales y sus calles empedradas.

9. Conocer la historia del tabaco desde Viñales

Como Patrimonio Natural de la Humanidad ubicado en la provincia de Pinar del Río, zona más occidental de Cuba, Viñales no solo ofrece un paisaje espectacular, sino que también abre las puertas a la ruta histórica del más exquisito de los productos de la isla, el famoso habano.

En la actualidad existen paquetes turístico que incluyen un extenso trayecto de un día entero con recorridos por algunas de las vegas más conocidas.

10. Bañarse en las Cascadas del Nicho

Aunque no tan conocidas, estas caídas de agua son tan paradisíacas que por momentos recuerdan a una escena de Laguna Azul.

El Nicho, que se encuentra atravesando la Sierra del Escambray, acoge a decenas de cascadas y estanques naturales insertados dentro de un paraje prácticamente virgen entre las montañas.

Fotografía
Conocedores.com

Más por conocer

Featured

Close