Conocedores
Close

9.6

REVIEW Hotel Kempinski Shanghái: a metros de la Pearl Tower, lujo puro

Por Norberto Sica

25 de febrero de 2019

Con la elegancia de Europa y la atracción de Asia, es uno de los hoteles mejores ubicados de la ciudad y el segundo más grande de Shanghái, con un apuesta al diseño y al servicio, típica de la cadena

Es una de las cadenas de hoteles más antigüas y lujosas del mundo, con su primera propiedad que abrió sus puertas en Berlín en 1897. Con el eje puesto en ofrecer establecimientos perfectamente ubicados, grandiosamente decorados y con un cuidado en el servicio a los huéspedes realmente diferencial, el Kempinski Shanghái, no es la excepción. Ni mucho menos.

En el lugar justo

Ubicado en el corazón de Pudong, la zona financiera de Shanghái, frente al río Huangpu, y a metros caminando de dos de las principales atracciones de la ciudad, como la Pearl Tower o el gigantesco acuario, los viajeros seremos más que afortunados en alojarnos en un punto tan estratégico, con vistas impresionantes de la silueta de la ciudad y sus rascacielos llenos de sofisticación y modernas luminarias.

La estación de metro Lujiazui, como así también la terminal de ferries, están a un paso de distancia, mientras que los aeropuertos de Pudong y Hongqiao, quedan a unos 40 minutos en automóvil.

Inmersos en diseño

La propiedad es un faro de diseño. Su exterior, presenta una arquitectura de piel de vidrio, mientras que su interior, es fastuoso y moderno, con detalles que no dejan de llamar la atención: desde su amplio sector de check-in, hasta una escalera central lindera a uno de los principales restaurantes, como así también su lobby bar, con modernos sillones de color gris, con grandes lámparas.

Un gran hotel (no sólo en tamaño)

Es el segundo hotel más grande de la metrópoli con casi 700 habitaciones y suites, con los cuartos ofreciendo grandes espacios, independientemente de la categoría elegida.

Entre los pisos 5 y 23 se encuentran las habitaciones, mientras que los niveles 25 a 29 están reservados para las suites ejecutivas.

Con un look & feel contemporáneo, las habitaciones cuentan con ventanales de piso a techo, un escritorio separado, baño con bañera y duchas divididas, amenities by Kempinski y una agradable combinación de materiales.

Fusión asiático / europea (y un toque cubana)

Kempinski ofrece una diversidad gastronómica muy particular. Desde su restaurante Albero, ideal para disfrutar tapas españolas con decoración andaluza, a Acqua, que captura el espíritu italiano, o las noches dedicadas a la Havana, con música y tragos cubanos, a Suntime Century, para embarcarse en un viaje de sabores a la auténtica cocina cantonesa.

Entretenimiento y relax

El piso 30 reúne un festival de sentidos para los huéspedes que buscamos el bienestar. Ya sea su piscina climatizada de 20 metros de largo, a su pequeño (pero más que funcional) fitness center, a su renombrado spa, todos con vistas panorámicas de la ciudad en 360 grados.

El spa ofrece distintos tratamientos, tanto para hombres como para mujeres, en opciones variadas como masajes o tratamientos faciales. Probamos uno de los favoritos, el Marine Collagen Soothing Facial, diseñado para pieles sensibles, y los resultados fueron fantásticos.

Sin dudas

Ya sea que busquemos ver el horizonte de la city, o el pintoresco litoral del Bund y el río Huangpu, o la Pearl Tower, Kempinski Shanghái suma a su excelente ubicación y exquisita décor, la elegancia tradicional de una marca europea, con la atracción de la cultura asiática.

Overall

9.6

  • 10 Ubicación
  • 10 Vistas Panorámicas
  • 10 Amabilidad & Servicio
  • 9.5 Decoración Habitaciones
  • 10 Layout & Confort
  • 9.5 Decoración Áreas Comunes
  • 9 Velocidad Wi-Fi
  • 10 Desayuno
  • 8.5 Fitness Center
  • 9.5 Piscina
  • 9.5 Spa
  • 10 Experiencia Personal