fbpx
Conocedores
Close

9.7

REVIEW Hotel Mandarin Oriental Miami: vistas únicas y un lugar exclusivo

Por Norberto Sica

28 de octubre de 2019

Ubicado en Brickell Key, nos ofrece un refugio para disfrutar de un Miami superior, en una zona única, con uno de los mejores restaurantes de la ciudad

Podríamos escribir mucho sobre cada uno de los puntos positivos que el hotel Mandarin Oriental Miami ofrece a sus huéspedes. La gastronomía es un placer con su influencia peruana. La decoración nos transporta del otro lado del mundo con su tradicional lujo asiático. Y su ubicación, es definitivamente, un verdadero privilegio.

Levantándose sobre la isla artificial de Brickell Key, a la que se accede por un corto puente, nos ofrece hacia un lado vistas directas a la ciudad y el océano, en un enclave que nos pone a corta distancia del Downtown, o de lugares de compras como el shopping Brickell City Centre (con marcas como Armani, Apple o Hugo Boss), y de algunos de los bares y restaurantes más atrapantes de la ciudad.

Su localización nos deja disfrutar de Miami sin el bullicio tradicional de una ciudad de gran envergadura, en un entorno privado de relax y distensión, ideal para caminatas o salir a correr.

El lobby del hotel, nos da la bienvenida con el tradicional estilo Mandarin Oriental con pisos y paredes de mármol, maderas oscuras, sillones lujosos y grandes ventanales de piso a techo, todo acompañado de obras de arte y esculturas.

Independientemente de la categoría de habitación escogida, todos los cuartos del MO son espaciosos, con muebles tradicionales de madera oscura, alfombras estampadas y colores neutros.

Además, los baños, con su acogedora bañera, y el dormitorio se conjugan armoniosamente, a lo que se suman unos ostentosos balcones con vistas panorámicas.

Entre sus amenidades, se destaca su piscina de borde infinito, que se complementa con una playa privada, con palmeras, cabañas y reposeras.

REVIEW Hotel Mandarin Oriental Miami: vistas únicas y un lugar exclusivo

El restaurante La Mar es un imperdible de Miami. Independientemente de si uno se aloja o no en el hotel, es uno de los espacios gastronómicos más destacados, con una selección de platos de inspiración peruana, a cargo del chef Gastón Acurio.

La decoración es tan irresistible como sus platos elaborados, como el ceviche o los anticuados a la parrilla, o sus cócteles, que son una de sus especialidades.

La Mar también es el espacio para los desayunos de cada mañana. Y si uno busca una opción más casual, siempre encontraremos en el lobby del Mandarin Oriental el MO Bar, con snacks, tragos o un buen capuchino. O el Oasis Pool Café, junto a la piscina.

El spa es otro refugio de placer, con sus once salas de tratamiento y seis suites, con tratamientos restauradores y relajantes inspirados en las tradiciones ancestrales de las culturas china, ayurvédica, europea, balinesa y tailandesa.

El fitness center es extremadamente funcional y cuenta con equipos para musculación y actividades aeróbicas, en un espacio con vistas a la bahía y la piscina, y amenidades como auriculares individuales, frutas, barras de proteínas, aguas, toallas frías, té helado o limonada.

El hotel también posee salones para eventos y salas de reuniones, así como jardines para eventos al aire libre.

Mandarin Oriental Miami es un lugar para expertos en viajes, para amantes del pleno disfrute, para quienes buscan una vacación soñada o un espacio perfecto para hacer negocios. Muchas razones, para ser fans del sello MO.

Overall

9.7

  • 10 Ubicación
  • 10 Vistas Panorámicas
  • 9.5 Espacio en Habitaciones
  • 9.5 Decoración & Ambientación
  • 9.5 Layout & Confort
  • 9.5 Gastronomía
  • 9 Spa
  • 10 Servicio
  • 10 Amabilidad
  • 9.5 Velocidad Wi-Fi
  • 10 Experiencia Personal