fbpx
10 años sin Steve Jobs: el emotivo recuerdo de Jony Ive y su familia
05/10/21   |   Ciencia & Tecno

10 años sin Steve Jobs: el emotivo recuerdo de Jony Ive y su familia

La familia de Steve Jobs publicó una carta en el website de Apple y Jony Ive dio una emotiva entrevista con mensajes que son una lección

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

El 5 de octubre de 2011, un día después de la presentación del iPhone 4s, casi como dando batalla hasta el último instante para ver su último producto nacer ante la Humanidad, fallecía Steve Jobs. A diez años, sin Steve Jobs, Apple publicó en su website un video en el que recuerda al fundador de la compañía, junto a una carta de su familia.

«Desde hace una década, el duelo y la sanación van de la mano.
Nuestra gratitud se hizo tan grande como nuestra pérdida.

Cada uno de nosotros encontró su propio camino hacia la consolación,
pero nos hemos reunido en un hermoso lugar de amor
por Steve y por lo que nos enseñó.

A pesar de todos los dones de Steve, fue su poder como maestro lo que perdura.
Nos enseñó a estar abiertos a la belleza del mundo, a ser curiosos a las nuevas ideas,
para ver a la vuelta de la esquina y, sobre todo,
seguir siendo humildes en nuestra propia mente de principiantes.

Hay muchas cosas que todavía vemos a través de sus ojos, pero también
nos enseñó a buscar por nosotros mismos. Nos dio las herramientas para vivir
y nos ha sido útil.

Una de nuestras mayores fuentes de consuelo ha sido nuestra asociación
de Steve con la belleza. La vista de algo hermoso: una ladera boscosa,
un objeto bien hecho, nos recuerda su espíritu. Incluso en sus años de sufrimiento,
nunca perdió su fe en la belleza de la existencia.

Los recuerdos son inadecuados para lo que hay en nuestro corazón:
lo extrañamos profundamente.
Tuvimos la suerte de tenerlo como esposo y padre».

Diez años sin Steve Jobs vistos desde la mirada de Jony Ive

En una nota publicada por The Wall Street Journal, el ex diseñador de Apple y «amigo leal» de Steve Jobs, sir Jony Ive, dio una emotiva entrevista y su visión sobre lo que significó el fundador de la compañía de la manzana en su vida, tanto en lo personal como en lo profesional, con frases que dejan un mensaje y son parte del legado de Steve.

«Desde que di mi discurso durante el sepelio de Steve, no hablé públicamente sobre nuestra amistad, nuestras aventuras o nuestro trabajo en conjunto. Nunca leí la avalancha de historias, obituarios o las extrañas caracterizaciones erróneas que se han dicho.

Pero pienso en Steve todos los días.

Me encantaba cómo veía el mundo. La forma en que pensaba era profundamente hermosa.

Fue sin duda el humano más curioso que conocí. Su insaciable curiosidad no se vio limitada ni distraída por su conocimiento o experiencia, ni fue casual o pasiva. Fue feroz, enérgico e inquieto. Practicaba su curiosidad con intención y rigor.

Muchos de nosotros tenemos una predisposición innata a la curiosidad. Creo que después de una educación tradicional o de trabajar en un entorno con mucha gente, la curiosidad es una decisión que requiere intención y disciplina.

En grupos más grandes, nuestras conversaciones gravitan hacia lo tangible, lo mensurable. Es más cómodo, mucho más fácil y socialmente más aceptable hablar de lo que se conoce. Ser curioso y explorar ideas tentativas era mucho más importante para Steve que ser socialmente aceptable.

Nuestra curiosidad pide que aprendamos. Y para Steve, querer aprender era mucho más importante que querer tener la razón.

Nuestra curiosidad nos unió. Formó la base de nuestra alegre y productiva colaboración. Creo que también atenuó nuestro miedo a hacer algo terriblemente nuevo.

Steve estaba preocupado por la naturaleza y la calidad de su propio pensamiento. Esperaba mucho de sí mismo y trabajó duro para pensar con una vitalidad, elegancia y disciplina. Su rigor y tenacidad establecieron un listón vertiginosamente alto.

A medida que los pensamientos se convertían en ideas, por vacilantes y frágiles que fueran, reconoció que se trataba de un terreno sagrado. Tenía una comprensión y una reverencia tan profundas por el proceso creativo. Comprendió que la creación debería gozar de un respeto excepcional, no solo cuando las ideas eran buenas o las circunstancias convenientes.

Las ideas son frágiles. Si se resolvían, dejarían de ser sólo ideas, serían productos. Se necesita un esfuerzo decidido para no dejarse consumir por los problemas de una nueva idea. Los problemas son fáciles de articular y comprender, y toman oxígeno. Steve se centró en las ideas reales, aunque parciales e improbables.

Había pensado que a estas alturas habría un reconfortante consuelo en la memoria de mi mejor amigo y socio creativo, y de su extraordinaria visión.

Pero claro que no. Diez años después, logra evadir un lugar simple en mis recuerdos. Mi comprensión de él se niega a permanecer acogedora o tranquila. Crece y evoluciona.

Después de su muerte, salí al jardín. Recuerdo el sonido del pestillo de la puerta de madera cuando la cerré suavemente. En el jardín, me senté y pensé que hablar a menudo se interpone en la forma de escuchar y pensar. Quizás por eso pasamos gran parte de nuestro tiempo juntos en silencio.

Extraño desesperadamente a Steve y siempre extrañaré no hablar con él».

Fotografía
Cortesía vía www.apple.com

Más por conocer

Featured

Close