Conocedores
Close

Destino St. Maarten/St. Martin: las mejores actividades para hacer

Conocedores.com

22 de febrero de 2019

La isla que comparten franceses y holandeses ofrece mucho más que playa. Un repaso por lo mejor que tiene para ofrecernos

Si bien lo primero que viene a la mente cuando hablamos de Caribe es arena blanca y mar turquesa, siempre hay mucho más para hacer que relajarnos en sus playas. La región St. Maarten/St. Martin no es la excepción.

Dueña de arenas inmaculadas y aguas transparentes, ofrece diversos atractivos para aquellos espíritus inquietos.

Desde #CONOCEDORES ofrecemos un listado de siete actividades para realizar en esta zona, que tiene la particularidad de compartir dos nacionalidades (francesa y holandesa) aunque realmente no hay frontera física entre ambas.

1. De paseo por la isla

Hay varios destinos cercanos a St. Maarten/St. Martin, accesibles con lancha y que constituyen otros sitios paradisíacos para pasar el día. Además, ya embarcarse representa un paseo atractivo, sobre todo con este mar único. Pinel Island, al este, es uno de ellos: a 20 minutos de navegación se trata de una isla de aguas prístinas, ideales para hacer esnórquel a pocos metros de las reposeras. Las iguanas son las reinas de este paraje exótico pero encantador, donde se puede entrar en contacto directo con la belleza más genuina del Caribe.

2. Turismo urbano

La capital del lado francés, Marigot, es un lindo lugar para visitar después de la playa. De hecho, existe una arteria bonita para caminar que se extiende desde Fort Louis Marina hasta el cementerio e incluye un mercado donde comprar artesanías, frutas y licores. Allí también se pueden ver las construcciones típicas de madera y colores brillantes, que hoy fueron restauradas y reconvertidas en boutiques de lujo.

En materia de compras hay que decir que es un destino libre de impuestos, con un enfoque en el lujo y la moda francesa. Philipsburg, la capital del lado holandés, exhibe las ruinas de los fuertes y las edificaciones más antiguas de la isla. También se pueden ver las casas de madera de colores.

3. A caminar

La isla cuenta con 17 senderos para caminar, recorrer a caballo o en mountain bike. Entre los puntos ineludibles, se destaca Pic Paradis, que con 424 metros es el punto más alto al que se puede llegar a pie. El camino discurre entre la vegetación tropical para culminar en la cima con una vista de los alrededores, incluyendo el Caribe y las islas vecinas.

Otro lugar para descubrir es Hope Estate, un sitio arqueológico de los arawak, donde se encontraron petroglifos y artículos hechos en cerámica. También la Reserva Natural Nacional de San Martín, al este de la isla, resulta un buen espacio para explorar: manglares, islas, rocas y salinas forman parte del paisaje.

4. A poner en acción el paladar

Las raíces francesas posicionan a St. Martin como el epicentro de la buena gastronomía: incluso en los restaurantes de playa es posible degustar platos de la alta cocina.

Grand Case, en tanto, constituye “el” lugar para disfrutar de los sabores de la cocina francesa. Por eso, después de una jornada de playa, se recomienda una caminata nocturna por allí, en particular por el Boulevard de Grand Case, donde conviven restaurantes internacionales con aquellos de la culinaria local.

5. De paseo por la zona

Muchas islas paradisíacas se encuentran a corta distancia de St. Maarten/St. Martin, por lo que realmente vale la pena elegir al menos una para conocer.

Anguilla, por ejemplo, está a 45 minutos de navegación: se trata de un paraíso solitario, con espectaculares playas y un mar sosegado. Hay que llevar pasaporte, ya que es otro país, de raigambre inglesa.

6. Deportes

Además de visitar las playas, el viajero podrá disfrutar de múltiples actividades náuticas que se pueden contratar en Anse Marcel, Grand Case, Marigot y Orient Bay. Surf, windsurf, wakeboard, jet-ski, kite surf, esquí acuático, kayak y navegación son algunas de las opciones.

El buceo es también muy popular: la zona cuenta con 45 sitios donde practicar esta actividad. A raíz de sus óptimas condiciones de visibilidad se pueden descubrir peces multicolores, rayas, tortugas, crustáceos, corales, algas y plantas marinas.

7. No nos olvidemos de la playa

Aunque la playa de nuestro hotel resulte muy cómoda, resulta recomendable explorar otras áreas de la isla, teniendo en cuenta que en 70 kilómetros de costas se distribuyen 37 balnearios: los del norte balconean al Caribe y los del sur al Atlántico.