fbpx
Conocedores
Close

¿Hay agua en otro lugar del Sistema Solar? Sí, en Europa

Conocedores.com

29 de noviembre de 2019

Es una de las 79 lunas de Júpiter y la que más llama la atención de los científicos desde que fue investigada por la sonda espacial Voyager. Video

Hace cuarenta años, la nave espacial Voyager tomó las primeras imágenes detalladas del satélite Europa, una de las 79 lunas de Júpiter. Estas imágenes revelaron grietas de color amarronado en la superficie helada de esta luna, lo que le da a Europa la apariencia de un globo ocular venoso. Y fueron las primeras indicaciones de que habría agua en otro lugar del Sistema Solar, más allá de la Tierra.

Desde entonces, distintas misiones al sistema solar exterior en las décadas posteriores acumularon la suficiente información adicional sobre Europa para convertirla en un objetivo prioritario de investigación de la NASA en la búsqueda de vida.

Lo que hace que Europa sea tan atractiva es la posibilidad de que posea todos los ingredientes necesarios para la vida. Los científicos tienen evidencia de que uno de estos ingredientes, el agua líquida, está presente debajo de la superficie helada y a veces puede irrumpir en el espacio en enormes géiseres. Sin embargo, nadie había podido hasta ahora confirmar la presencia de agua mediante la medición directa de sus moléculas (H2O).

Este mes, un equipo internacional de investigación dirigido por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, publicó la primera medición de vapor de agua sobre la superficie de Europa. Para lograr este resultado, el equipo utilizó uno de uno de los telescopios más grandes del mundo, ubicado en la cima del volcán inactivo Mauna Kea en Hawái.

La confirmación de que hay vapor de agua sobre Europa ayuda a los científicos a comprender mejor el funcionamiento interno de esta luna. Por ejemplo, avala una idea, de la cual los científicos están prácticamente seguros, de que hay un océano de agua líquida debajo de la capa de hielo en Europa, con una cantidad de agua que posiblemente dobla la de nuestro planeta Tierra. Algunos científicos sospechan que otra fuente para estos géiseres podría originarse en depósitos de agua derretida a poca profundidad, no muy lejanos a la superficie exterior de Europa.

El equipo de investigadores, indicaron que detectaron suficiente agua sobre la superficie de Europa para llenar una piscina olímpica en cuestión de minutos. Sin embargo, los científicos también descubrieron que el agua aparece con poca frecuencia, al menos en cantidades lo suficientemente abundantes como para ser detectadas desde la Tierra.

Este video muestra los resultados de la investigación: