fbpx
14/08/20   |   Ciencia & Tecno

Llega el eclipse total de Sol de 2020: los mejores lugares para verlo

En una conjunción única, Argentina y Chile serán -por segundo año consecutivo- los países con mejor visibilidad de un eclipse total solar

Guido Piotrkowski Redacción
Guido Piotrkowski

El 14 de diciembre, a la hora del almuerzo, el cielo se oscurecerá, la temperatura bajará y un viento súbito comenzará a soplar. Los animales aullarán y deambularán erráticos, desconcertados. Será un momento único, sublime, en que la Luna se interpondrá entre el Sol y la Tierra, cuando tapará por completo al astro rey. Será uno de los momentos más esperados por los amantes de la astronomía, será el día del mejor eclipse total de Sol de 2020.

Un eclipse es la ocultación transitoria, total o parcial de un astro, y los eclipses totales de sol son fenómenos muy esporádicos.

En un hecho inédito, Argentina (con Chile) será testigo de un eclipse total por segundo año consecutivo. El 2 de julio del año pasado se pudo ver el centro del país: San Juan y San Luis fueron los mejores sitios para observarlo.

En este 2020 se podrá observar en su totalidad en la Patagonia Norte, con epicentro en Río Negro y Neuquén. Más adelante, recién habrá otro en 2024, que podrá verse solo en la Antártida, luego habrá que esperar hasta 2048 y posteriormente a 2075 para volver a ver uno en Argentina. Y mas allá en el tiempo, a 2231.

Para los astrónomos y aficionados a la observación del cielo no hay espectáculo natural mas grande que un eclipse total de sol. Es que es el momento en que aparece la corona solar y algunas estrellas más brillantes que solo se ven y se pueden estudiar en ese momento.

Además, se dice que los eclipses generan un estado de euforia muy particular.

Este año será visible desde la costa del Océano Pacífico, en Chile, hasta las hermosas playas de las Grutas, en Río Negro. En ese recorrido, el eclipse podrá apreciarse con diferentes grados de profundidad, ya que solo será total dentro de lo que se denomina la franja de totalidad, que en ese recorrido tocará parajes indómitos de la estepa patagónica como las localidades de Valcheta, Sierra Colorada. Los Menucos o Ramos Mexía, distantes a entre 300 y 450 kilómetros de distancia de Viedma. Son pequeños pueblos que ya están preparando sitios para acampar y mejorando la conectividad a internet. Mientras que en Neuquén podrá apreciarse en Junín de Los Andes, Aluminé, o Piedra del Águila.

El fenómeno comenzará alrededor de las 11:50, cuando la Luna comience a ocultar al Sol, en el inicio de la fase parcial en la que «tocará» un borde del sol. A partir de ahí, como consecuencia de su propio movimiento en torno a la Tierra, su silueta irá tapando al disco solar durante algo más de una hora, hasta llegar, entre 13:12 y 13:14, al máximo ocultamiento para esa fase de totalidad que durará apenas dos minutos y once segundos, para terminar con el fenómeno a las 14:39, según explicó Conrado Kurtz, un astrónomo de Buenos Aires afincado en Merlo, San Luis, donde organiza encuentros para observar los astros en El Observatorio Astronómico Mirador del Cielo, un emprendimiento propio.

Desde allá, Kurtz fue testigo el año pasado del eclipse y espera poder viajar este año a la Patagonia. «Solo se lo va a ver cubierto en una franja de cien kilómetros desde el Pacífico hasta terminar en Las Grutas. Es una trayectoria similar a la del año pasado pero mas hacia el sur y la duración de la totalidad también será similar a la del año pasado, aunque un poco más corta».

«El año pasado fue de 2:20 minutos y este será de 2:10 minutos en el mejor de los casos, dependiendo del lugar».

«Este año, a diferencia del pasado, será al mediodía y no al atardecer, por lo tanto se dará en el cenit y no en el horizonte. O sea que no tendrá el marco de plus paisajístico alrededor. No será tan bueno para fotos de paisajes pero sí para las fotos de la corona solar – apunta Eric Gonzalez, licenciado en Astronomía por la Universidad de San Juan, que trabaja en el Observatorio Astronómico Félix Aguilar, ubicado en el complejo del Leoncito -. En el horizonte tenés turbulencia atmosférica, en cambio en el cénit hay poca turbulencia, y así se logra una imagen con más detalle».

Gonzalez fue testigo y parte del operativo del gobierno sanjuanino del año pasado en torno al eclipse. Nunca había visto uno y dice que aquel superó sus expectativas, a pesar de haber estado trabajando y rodeado de tanta gente. Pero al final, fue ese estar con tanta gente lo que lo hizo más lindo, según recuerda. Y apunta que si este año puede viajar, optaría por verlo en Sierras Coloradas o Valcheta, y rodeado de amigos. Para disfrutarlo era mejor el del año pasado, para estudiarlo será este», especifica el astrónomo.

En el resto del país el eclipse se podrá ver parcialmente. Así, en Buenos Aires podrá apreciarse al 75 por ciento, porcentaje similar al de Santa Fé y Córdoba, mientras que en Mar del Plata se verá en un 87 por ciento A medida que se aleja de la zona de la totalidad, se reduce, así en Salta será al 40% y en Tucumán al 48 por ciento.

PRECAUCIONES A LA HORA DE VERLO
Salvo en los breves instantes que dura la totalidad, donde se puede observar el eclipse a simple vista sin peligro, se recomienda no contemplarlo, en ningún grado de parcialidad, sin filtros o anteojos especiales, que están disponibles en comercios del rubro astronómico o vía Internet. Mirar al sol sin protección o con binoculares y telescopios puede provocar daños irreparables para la vista.

Hay anteojos especiales, y no deben usarse gafas de sol, radiografías, lupas, largavistas o telescopios.

El eclipse puede ser observado sólo si se dispone de un filtro solar adecuado, de calidad comprobada, que se diseñan para utilizarlos como anteojos. Estos utilizan un filtro a base de un polímero negro especialmente diseñado, lo que permite utilizarlos para observar el eclipse cómodamente. Pese a esto, es conveniente no mantener la vista fija en el Sol durante mucho tiempo seguido.

Fotografía
Principal: iStock / Interior: Guido Piotrkowski

Más por conocer

Featured

Close