fbpx
30/08/20   |   Viajes

Los mejores destinos para ver ballenas en Brasil

Florianópolis, Imbituba, Salvador y Prado. Porque Brasil es mucho más que carnavales, playas de arena blanca y aguas cálidas y transparentes

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Gracias a sus esplendorosas fauna y flora, es un país increíble para turismo de observación de la naturaleza. Hay lugares ideales para apreciar animales, como aves y réptiles, en sus hábitats naturales. Por eso, en CONOCEDORES® presentamos los mejores destinos para ver ballenas en Brasil.

Estos animales llegan a la costa brasileña para aparearse o para huir de las frías aguas patagónicas durante el inverno.

Anualmente, el litoral de Santa Catarina es visitado por las ballenas francas, que llegan a medir 18 metros y a pesar 80 toneladas. Su cuerpo es totalmente negro, salvo una mancha blanca en el vientre y pueden bucear en grandes profundidades y realizar apneas por hasta 50 minutos.

En Florianópolis, es posible observarlas en los meses menos calurosos, en general, entre junio y noviembre. Es posible ver estos animales incluso en las playas más concurridas, como Praia Mole y Praia da Joaquina.

A 90 kilómetros de Florianópolis, se encuentra Imbituba, uno de los mejores lugares de observación de cetáceos en la región Sur de Brasil. El período ideal para esta observación también es entre junio y noviembre. En esa época, su costa recibe ballenas francas que llegan allí para aparearse.

La Praia do Rosa, conocido destino de deportes náuticos, como surf y Stand Up Paddle (SUP), es un punto privilegiado de observación. Así como la Praia Vermelha, cerca de allí.

En Imbituba, no hay que dejar de conocer el Proyecto Ballena Franca, que cuenta con espacio de visitación, muelle para observación del animal, laboratorio de pesquisa y biblioteca. Todo para informar al público y ayudar a conservar y proteger esta especie, que corre riesgo de extinción.

En la región Nordeste, la especie de ballena más presente es la jorobada o yubarta, que mide hasta 16 metros, llega a pesar 40 toneladas y nada miles de kilómetros desde Antártida hasta allí. La temporada de observación se extiende de julio a noviembre. En ese período, miles de ballenas llegan a la costa de Brasil, para la alegría de los observadores.

En Salvador, capital de Bahía, es posible verlas en el Farol da Barra, uno de los marcos históricos de la ciudad, y, eventualmente, en la Ponta de Humaitá. Sin embargo, para observar mejor el cetáceo, la sugerencia es ir a la Praia do Forte, a 80 kilómetros, donde hay paseos organizados con este propósito. Allí también funciona el Proyecto Baleia Jubarte, de preservación de la especie, semejante al que se desarrolla en Imbituba.

Prado, a 670 kilómetros de Salvador, es uno de los más importantes y mejores puntos de observación de ballenas en Brasil. Allí se encuentra el archipiélago de Abrolhos, que abriga el Parque Nacional Marino homónimo. Desde las islas, salen paseos en barco que llegan muy cerca de los dóciles e inofensivos animales.

Algunos itinerarios pasan por el hermoso Recife de Corais de Guaratiba, donde también es posible bucear y aprovechar para admirar peces, tortugas, rayas y otras variedades de la increíble vida marina de la región.

Fotografía
Free-Photos vía Pixabay

Más por conocer

Featured

Close