fbpx
Los mejores lugares para ver las auroras boreales en Estados Unidos
21/04/19   |   Viajes

Los mejores lugares para ver las auroras boreales en Estados Unidos

Las también llamadas "Luces del Norte" son uno de los espectáculos naturales más atractivos. Cinco destinos para ver las auroras en destinos lugares de Estados Unidos

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Las auroras boreales son uno de los espectáculos naturales más fantásticos y es uno de los atractivos que queremos tener la oportunidad de ver, al menos, una vez en la vida.

¿Qué son las auroras? Aunque se ven mejor por la noche, en realidad son causadas por el sol.

El sol nos envía más que calor y luz. Envía mucha energía y partículas pequeñas a nuestro planeta. El campo magnético protector alrededor de la Tierra nos protege de la mayor parte de la energía y las partículas, y ni siquiera nos damos cuenta de ellas.

Pero el sol no envía la misma cantidad de energía todo el tiempo. Hay una corriente constante de viento solar y también hay tormentas solares. Durante un tipo de tormenta solar llamada eyección de masa coronal, el sol arroja una enorme burbuja de gas electrificado que puede viajar a través del espacio a altas velocidades.

Cuando una tormenta solar viene hacia nosotros, parte de la energía y pequeñas partículas pueden viajar por las líneas de campo magnético en los polos norte y sur en la atmósfera de la Tierra.

Allí, las partículas interactúan con los gases en nuestra atmósfera que genera muestras hermosas de la luz en el cielo. El oxígeno emite luz verde y roja. El nitrógeno brilla intensamente azul y púrpura.

Si estamos cerca del Polo Norte, se llama aurora boreal o luces del norte. Si estamos cerca del Polo Sur, se llama aurora austral o las luces del sur.

¿Cuándo son los mejores lugares para ver las auroras boreales en Estados Unidos?

1. Denali National Park and Preserve, Alaska

El Denali National Park and Preserve (Parque Nacional y Reserva Denali) de Alaska, cuenta con casi 2,5 millones de hectáreas repletas de tierras vírgenes. Se ubica a casi 383 kilómetros al norte de Anchorage y, además, es uno de los de los destinos favoritos de los campistas y senderistas debido a sus espacios al aire libre, las hermosas vistas de las montañas y la abundante vida silvestre. El parque también es uno de los mejores lugares disponibles en Estados Unidos para observar la aurora boreal, gracias a la ausencia de contaminación lumínica. El otoño es la mejor estación del año para contemplar las mejores vistas de las inquietas auroras.

En Faribanks, que se ubica a menos de 200 kilómetros al noroeste del parque, también es posible apreciar los increíbles espectáculos de las luces, gracias a su ubicación dentro del óvalo auroral, la zona alrededor del Polo Norte donde se producen comúnmente las auroras.

2. Idaho Panhandle National Forest, Idaho

Lo más probable es que Idaho no sea el primer lugar que se nos ocurra cuando pensamos en ver la aurora boreal, lo que hace que cada vez que se ve una sobre el lago Priest y el Bosque Nacional Idaho Panhandle sea un espectáculo increíble. Durante el invierno, estas ubicaciones, que se encuentran a unos 80 kilómetros al sur de la frontera con Canadá y a 150 kilómetros al noreste de Spokane, Washington, ofrecen al visitante los cielos despejados y oscuros ideales para disfrutar de las luces del norte. La aurora con frecuencia se refleja en el lago, lo que ofrece una perspectiva de espejo muy especial de este espectáculo de luces que nos da la naturaleza. Muchos fotógrafos acuden al lago Priest para crear composiciones de imágenes de auroras boreales con un fondo montañoso.

3. Aroostook National Wildlife Refuge, Maine

Ubicado en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, a unos 250 kilómetros al norte de Bangor, Maine, el condado de Aroostook está escasamente poblado, así que existe muy poca o ninguna contaminación lumínica que obstruya la vista de una aurora boreal. Aunque las luces del norte son más comunes cerca del Ártico, este condado está lo bastante al norte como para poder verlas. Una opción es irse de campamento al Refugio Nacional de Vida Silvestre de Aroostook, que abarca más de 2100 hectáreas de humedales, bosques y pastizales que son hogar de animales como alces y osos negros. Las noches claras y despejadas de invierno son las más propicias para ver una aurora en Aroostook. Sin embargo, a veces se han visto en primavera y en otoño, cuando la actividad de las tormentas magnéticas es más fuerte.

4. Condado de Cook, Minnesota

El Condado de Cook, en el extremo noreste de Minnesota, a lo largo de las orillas del Lake Superior (lago Superior), a unos 400 kilómetros al noreste de Mineápolis, ofrece bastante espacio al aire libre para tenderte a mirar la aurora. Esta área es también el hogar de los picos más altos de Minnesota y de su cascada más alta, High Falls, todo lo cual te brinda un maravilloso telón de fondo para disfrutar de un cielo multicolor. Los lugareños van a la Oberg Mountain (montaña Oberg) en el Superior National Fores (Bosque Nacional Superior) para disfrutar de este espectáculo, que extiende su brillo sobre el Lake Superior, el Oberg Lake (lago Oberg) y la Moose Mountain (montaña Moose). Gracias a la ubicación del condado de Cook y a sus cielos oscuros, la aurora puede verse con facilidad y frecuencia entre finales del otoño y principios de la primavera.

5. Upper Peninsula de Michigan

La Península Superior de Michigan es una de las partes más al norte en los Estados Unidos continentales: se extiende hacia el Lago Superior, a unos 410 kilómetros de Green Bay, Wisconsin. La aurora es un espectáculo bastante común en la región y muchos residentes pueden verla desde sus propios patios traseros. Para aprovechar la mejor oportunidad de verla, una opción es ir a Marquette, el puerto más grande del Lago Superior, o a la Península de Keweenaw, el área más al norte en el estado. En una noche despejada, la aurora se refleja sobre el lago de manera espectacular.

Fotografía
Cortesía Visit The USA

Más por conocer

Featured

Close