fbpx
¿Qué son los asteroides troyanos y cómo recibieron sus nombres?
09/10/21   |   Ciencia & Tecno

¿Qué son los asteroides troyanos y cómo recibieron sus nombres?

A la mayoría de los asteroides se les daban nombres de mujeres de la mitología romana o griega, a menos que sus órbitas fueran extrañas

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

La historia del descubrimiento de los asteroides troyanos se remonnta a comienzos del siglo pasado. El 22 de febrero de 1906, el astrofotógrafo alemán Max Wolf ayudó a reconfigurar nuestra comprensión del Sistema Solar. Nacido en 1863, Wolf tenía la costumbre de alterar drásticamente el panorama astronómico. Algo así como un prodigio, descubrió su primer cometa con solo 21 años de edad. Luego, en 1890, declaró audazmente que planeaba utilizar la fotografía de campo amplio en su búsqueda para descubrir nuevos asteroides, lo que lo convertiría en el primero en hacerlo. Dos años más tarde, Wolf había encontrado 18 nuevos asteroides.

Y el el 22 de febrero de 1906, Wolf hizo otro descubrimiento importante: un asteroide con una órbita particularmente inusual. A medida que Júpiter se movía, este asteroide permanecía por delante de Júpiter, como si de alguna manera estuviera atrapado en la órbita de Júpiter alrededor del Sol.

El astrónomo alemán Adolf Berberich observó que el asteroide estaba a casi 60 grados frente a Júpiter. Esta posición específica le recordó al astrónomo sueco Carl Charlier un comportamiento peculiar predicho por el matemático ítalo-francés Joseph-Louis Lagrange más de 100 años antes.

Según explicó la NASA, Lagrange afirmó que si un cuerpo pequeño (como un asteroide) se coloca en uno de los dos puntos estables en la órbita de un planeta alrededor del Sol (llamados puntos de Lagrange L4 y L5), el asteroide permanecería estacionario desde la perspectiva del planeta debido a la fuerzas gravitacionales combinadas del planeta y el Sol. Charlier se dio cuenta de que el asteroide de Wolf estaba atrapado en el punto de Lagrange L4 de Júpiter.

Hasta el descubrimiento de Wolf, la predicción de Lagrange había sido solo un ejercicio matemático. Ahora bien, estos astrónomos tenían pruebas fotográficas de que Lagrange tenía razón.

¿Qué son los asteroides troyanos y cómo recibieron sus nombres?

Ocho meses después, uno de los estudiantes de posgrado de Wolf, August Kopff, descubrió un asteroide en el otro punto de Lagrange estable L5 de Júpiter, así como otro asteroide atrapado en L4 unos meses después.

Una vez que se descubrieron tres de estos asteroides que habitan en puntos de Lagrange, los astrónomos comenzaron a preguntarse cómo llamarlos. En este punto, a la mayoría de los asteroides se les daban nombres de mujeres de la mitología romana o griega, a menos que sus órbitas fueran particularmente extrañas.

Los asteroides en cuestión ciertamente tenían órbitas extrañas, por lo que el astrónomo austríaco Johann Palisa sugirió los nombres de Aquiles, Patroclo y Héctor por los personajes de La Ilíada. Aquiles era un héroe griego casi invulnerable (excepto por su talón) y Patroclo era amigo suyo. Héctor, príncipe de los troyanos, finalmente mató a Patroclo y Aquiles se vengó matando a Héctor. Los asteroides recientemente descubiertos recibirían nombres inspirados en la Ilíada.

A medida que los astrónomos continuaban descubriendo asteroides escondidos en los puntos de Lagrange de Júpiter, continuaron llamándolos como héroes de la guerra de Troya y comenzaron a referirse a ellos como “asteroides troyanos”. (“Asteroides troyanos” eventualmente se referiría a los asteroides que habitan en los puntos estables de Lagrange de cualquier planeta, aunque los nombres de La Ilíada están reservados para los troyanos de Júpiter).

Más tarde se convirtió en una convención nombrar los asteroides L4 de Júpiter por personajes griegos y los asteroides L5 de Júpiter por personajes troyanos, por lo que L4 y L5 se convirtieron en el “campo griego” y el “campo troyano”, respectivamente.

Al parecer, Palisa no previó esta tradición, ya que su selección de los nombres de los primeros tres asteroides llevó a un “espía” griego a residir en el campo troyano (Patroclo) y a un troyano confuso (Héctor) que probablemente deambuló en el campo griego con la esperanza de ordenar algunos de sus famosos ataques con caballos de madera hechos a medida.

Fotografía
Cortesía NASA

Más por conocer

Featured

Close