fbpx
Quilotoa, el coloso que alberga una de las 15 lagunas de origen volcánico más hermosas del mundo
18/06/19   |   Viajes

Quilotoa, el coloso que alberga una de las 15 lagunas de origen volcánico más hermosas del mundo

Para llegar a la laguna, 400 metros hacia abajo, es necesario descender un largo camino arenoso y polvoriento durante aproximadamente una hora

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

El volcán Quilotoa se ubica 178 kilómetros al suroeste de Quito, capital de Ecuador. Este coloso, a diferencia de tantos otros cráteres, se destaca porque en su interior se ha formado una caldera de alrededor de 3 kilómetros de diámetro.

Ese gran círculo fue producto del colapso del volcán en su última erupción, ocurrida hace unos 800 años. En dicho evento el flujo volcánico logró alcanzar el Océano Pacífico, a cerca de 300 kilómetros de distancia.

Color esmeralda

La caldera no es lo que más llama la atención. Lo que se roba las miradas de los visitantes es la laguna que se encuentra en ese lugar, de 250 metros de profundidad. La razón de ello se encuentra en los minerales, que le han conferido a la superficie un tono verdoso y azulado cuando recibe el impacto de la luz solar.

Este espectacular círculo acuático fue incluido en la lista de las 15 lagunas de origen volcánico más hermosas del mundo del portal Twisted Sifter. Junto a ella aparecen otras como la del Monte Manzama, la del volcán Kelimutu o la del Monte Pinabuto.

Turismo y Deporte

Al visitar el Quilotoa, los turistas llegan directamente a la parte alta del coloso, al borde de la caldera, cima que se ha convertido, desde cualquier punto, en un espectacular mirador de la laguna.

Para llegar a esta, 400 metros hacia abajo, es necesario descender un largo camino arenoso y polvoriento durante aproximadamente una hora. La bajada no es lo complicado, aunque si no se cuenta con el calzado adecuado, será imposible evitar resbalones.

Lo complejo es la subida, debido a la inclinación del camino. Sin embargo, los lugareños ofrecen el viaje de retorno en burros, caballos o mulas, algo que no es del agrado de muchos de los visitantes.

Además de bajar y subir a la laguna, en el Quilotoa se puede hacer senderismo caminando alrededor del cráter del coloso. Una caminata que se hace en aproximadamente unas cinco horas y durante la cual se puede llegar a algunos manantiales de aguas termales, que se encuentran en la parte oriental del volcán.

Dentro de la laguna, por su parte, los visitantes pueden hacer kayak o dar paseos en botes inflables, que se alquilan a la orilla.

Fotografía
Cortesía

Más por conocer

Featured

Close