fbpx
11/07/20   |   Viajes

REVIEW Citadines Connect Sydney Airport: un hotel chic y moderno

Con una decoración divertida y cool, es un hotel de aeropuerto como ningún otro, perfecto para comenzar nuestro viaje (o continuarlo) por Australia y más allá

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Si hay algo que caracteriza claramente a Citadines Connect Sydney Airport, es que no es el tradicional hotel de aeropuerto. Quizás, lo único que comparte con otros, es su cercanía a la estación aérea, pero gracias a su innovador diseño exterior e interior, la llegada (o partida) a destino se hace más placentera, disfrutable, moderna y divertida.

Ubicado frente al aeropuerto doméstico y a minutos de la terminal internacional, el edificio sobresale por su arquitectura exterior que se destaca en el entorno urbano.

Grandes ventanales de piso a techo en cada habitación, colores tierra y un gran penthouse en el último piso, dan una sensación de modernidad por donde se lo mire.

Si el frente está orientado al aeropuerto, la parte posterior, nos permite ver la ciudad en su esplendor e incluso divisar íconos como la Sydney Tower.

Una vez que ingresamos al hotel, nos transportaremos a la era dorada de la aviación (y del diseño), con la utilización de tonos pastel, maderas lisas y acabados de metal pulido, logrando un mix entre lo chic, lo moderno y lo retro.

El check in comienza en el penthouse, emplazado en el octavo nivel, al que accedemos a través de divertidos ascensores.

Además de un área de recepción con sofás y sillas y grandes vistas panorámica, el PH también alberga un bar y un restaurante con propuestas Grab & Go, sala de reuniones, un espacio de descanso, un business center, una terraza climatizada al aire libre y el único cine en la azotea de un hotel en Sídney.

¿Algo más? Yes, Citadines Connect también le da la bienvenida a nuestras mascotas con un paquete especial para ellos.

Cada una de las 150 habitaciones, distribuidas entre los pisos dos a siete, fue inteligentemente diseñada teniendo en mente tanto al viajero de negocios como de placer.

Los cuartos tienen distintas categorías, que -siguiendo el espíritu de los aviones-, tiene como nombre Economy, Premium Economy, Business Class y First Class.

Hay mucho toques vintage divertidos, de buen gusto y una gran pantalla de televisión giratoria.

Y si hay algo que define sin dudas a un cuarto, es el baño, que en este caso sobresale por sus enormes bañeras, accesorios de cobre y grandes bachas. Puro placer.

Si necesitamos un entrenamiento deportivo ligero, cuenta con un pequeño gimnasio en el primer nivel, y a, además, cocheras para nuestro coche.

Citadines Connect Sydney Airport es un hotel de aeropuerto como ningún otro, perfecto para comenzar nuestro viaje (o continuarlo) por Australia y más allá.

overall 8.9
  • 9.5
    Ubicación
  • 9
    Estilo & Personalidad
  • 8.5
    Espacio en Habitaciones
  • 9
    Layout & Confort
  • 9
    Servicio & Amabilidad
  • 7.5
    Desayuno
  • 9.5
    Relación Precio
  • 9.5
    Experiencia Personal
Informe y fotografía
Norberto Sica

Más por conocer

Close