fbpx
REVIEW El hotel Trump National Doral nos muestra lo mejor de Miami
08/03/21   |   Viajes

REVIEW El hotel Trump National Doral nos muestra lo mejor de Miami

En sus 320 hectáreas, hay uno de los campos de golf más importantes de Estados Unidos, uno de los spas más grandes y mucho para disfrutar

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Si hay algo que queda claro apenas ingresamos al Trump National Doral, es que no estamos entrando a un hotel de Miami convencional. La palabra «imponente» es la llave para entender el concepto del resort. Desde sus lagunas artificiales, sus campos de golf de 72 hoyos sede de reconocidos campeonatos, uno de los spas más grandes del estado de Florida con 4.500 metros cuadrados, miles de plantaciones de árboles y palmeras, decenas de estatuas al aire libre y fuentes, o sus 643 habitaciones decoradas con estilo, glamour, elegancia y un layout que permite disfrutarlas a lo ancho y ancho, todo es majestuoso.

El Trump National Doral es un resort pensado para que los huéspedes disfrutemos de sus espacios verdes en sus 320 hectáreas, de su gastronomía exquisitamente elegida, de sus vistas panorámicas que nos brindan preciosos amaneceres y atardeceres y piscinas para familias o parejas.

El hotel está ubicado en la ciudad de Doral, en el condado de Miami-Dade, una localidad que remonta sus orígenes a la década del 50, cuando dos ejecutivos de bienes raíces, Doris y Alfred Kaskel compraron casi 2.500 hectáreas con el fin de construir un campo de golf y un hotel, proyecto que finalmente vio la luz en el año 1962 con el Doral Golf Resort & Spa. El nombre de la ciudad proviene de sus apócopes (Dor-Al).

Su localización lo pone a unos diez minutos del aeropuerto internacional de Miami y a unos treinta minutos de las principales playas o de zonas como Brickell o el Miami Design District.

Para alguien que ha visitado unos 500 hoteles en el mundo, el Trump National Doral es una burbuja para consentirse y relajarse.

Las habitaciones están distribuidas en ocho villas, cada una con el nombre de alguna leyenda del golf (como por ejemplo, Bobby Jones, Jack Nicklaus, Arnold Palmer, y, por supuesto, Tiger Woods) con una elegante paleta de colores neutros, con tonos marfil, champán y caramelo. El mobiliario incluye detalles en madera, pisos de marmol, mesadas de granito en los baño y, por supuesto, muchos detalles en dorado, sin olvidar que tanto en cada lobby como en cada habitación, encontraemos fotografías de los mejores jugadores de golf de la historia.

Además, las exclusivas camas, con sus originales colchones y almohadas, harán que los descansos sean realmente placenteros. Y los balcones y terrazas privadas ofrecen hermosas vistas al jardín y al campo de golf en la mayoría de los cuartos.

Y por supuesto, con dos suites presidenciales, también podremos disfrutar de mayor espacio, con una decoración especialmente pensada, con tonos claros, detalles en azul, un gran sala de estar y comedor, dos habitaciones independientes y una cocina.

Si pensamos en golf, los profesionales encontrarán el lugar ideal. Los campos fueron transformados por el arquitecto de renombre mundial Gil Hanse, con 72 hoyos en cuatro campos, especialmente pensados para disputar algunos de los campeonatos más importantes. Y los novatos o curiosos, también tendrán la oportunidad de adentrarse en el mundo de este deporte, con clases personalizadas.

Además, el complejo cuenta con casi diez mil metros cuadrados de espacio para reuniones, lugares al aire libre únicos en su tipo y salones de baile elegantemente diseñados.

El spa de 4.500 metros cuadrados, tiene 48 suites con más de cien tratamientos. Con sus impresionantes dimensiones, es como un hotel boutique dentro de un hotel.

El Trump National Doral, en Miami, está a unos 30 minutos de la playa, pero, quizás no sea necesario moverse. Es un resort que tiene algo para todos: golf, tenis, spa, piscinas y bicicletas para recorrer el impresionante predio (también tenemos carritos de golf y un shuttle que nos transporta por este inmenso paraíso), e incluso, podremos llevar nuestra mascota, ya que es una propiedad pet-friendly.

Sin dudas, la marca Trump es sinónimo de excelencia en hotelería con cada uno de los miembros del staff que muestra amabilidad, cortesía, profesionalismo y entendimiento de servicio.

Informe y fotografía
Norberto Sica

Más por conocer

Featured

Close