Conocedores
Close

REVIEW Grand Nikko Odaiba: el hotel con la mejor vista de Tokio

Por Norberto Sica

19/11/2018

No se puede visitar Japón sin darse una vuelta por la isla de Odaiba (Daiba, en japonés), que ofrece una diversidad de propuestas de entretenimiento única a sólo 20 minutos del aeropuerto Haneda, con panorámicas fantásticas de la ciudad, la bahía y el famoso puente Rainbow Bridge

Overall

9.2

Cuando un viajero elige un destino para conocer y recorrer, uno de los puntos en los que se hace foco es en el alojamiento, con todo lo que ello conlleva: ubicación, precio y, cada vez más, cuál es el que mejores panorámicas nos ofrece. Y si bien, resulta un tanto subjetivo, podemos decir que el Grand Nikko Odaiba es (casi sin dudarlo) el hotel con la mejor vista de Tokio.

La impresionante propiedad de treinta pisos, está localizada en la zona de Odaiba (お台場) o Daiba en japonés, una más que llamativa isla artificial construida en la bahía de Tokio, conectada al centro de la ciudad a través del Rainbow Bridge.

La zona es como estar en una city dentro de otra city, llena de propuestas de ocio y entrenamiento. Desde una réplica de la Estatua de la Libertad a shoppings, outlets, museos y estudios de televisión.

Es un área en la que uno puede quedarse varios días y siempre encontrará algo nuevo.

Además, su cercanía con el aeropuerto Haneda (que se ubica a sólo 20 minutos), permite disfrutar de despegues y aterrizajes de avión, siempre en un entorno que maravilla. Y si buscamos un plus más a su localización, también es uno de los hoteles elegidos por su proximidad con Tokyo Disneyland.

El edificio está emplazado sobre uno de los extremos de la isla, lo que permite tener panorámicas de 360 grados, especialmente desde los restaurantes ubicados en el piso 30, uno de los lugares en el que podremos disfrutar de almuerzos, cenas, tardes de té y, por supuesto, de desayunos buffet, con distintas estaciones gastronómicas.

El Grand Nikko Tokyo es inmenso. Desde su más que amplio lobby principal, sectores de check-in exclusivo, restó temáticos y tiendas de compras, hasta sectores exclusivos para eventos especiales y -fundamentalmente- bodas.

Entre los pisos 25 y 28 están las habitaciones ejecutivas, que tienen servicios complementarios como acceso a salones VIP, al fitness center y a la piscina climatizada.

Los casi 900 cuartos son amplios, decorados con muebles de madera clara, de estilo contemporáneo con influencias europeas y el gran “selling point” que significan sus vistas, especialmente las que están orientadas hacia la ciudad y el Rainbow Bridge.

Los baños de mármol respetan el concepto de espaciosidad, con una gran cantidad de amenities.

Otro de los puntos fuertes del hotel es la gastronomía. Las opciones abarcan desde cocina japonesa, china o italiana, sólo por citar algunos ejemplos.

Y por supuesto, cuenta con un gimnasio con máquinas aeróbicas y de musculación, un super completo spa y piscina climatizada.

Es impensable una visita a Tokio sin darse una vuelta por la isla de Odaiba. Y el Grand Nikko es esa gran joya que permite disfrutar de esta metrópolis de una manera diferente (y superior).

Overall

9.2

  • 9 Ubicación
  • 10 Vistas Panorámicas
  • 9 Espacio en Habitaciones
  • 9.5 Servicio & Amabilidad
  • 9 Diseño & Decoración
  • 9 Confort
  • 8.5 Fitness Center & Piscina
  • 9 Tecnología
  • 9.5 Amenities y Propuestas
  • 9.5 Gastronomía
  • 9.5 Experiencia