fbpx
13/04/20   |   Viajes

REVIEW Harbour Rocks Sydney: un hotel con historia en la mejor zona

El hotel, perteneciente a la colección MGallery by Sofitel, nos permite disfrutar del más auténtico e histórico barrio de la ciudad, en una ubicación clave

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Como el lugar donde los colonizadores europeos desembarcaron en 1788, el barrio The Rocks es, esencialmente, el lugar de nacimiento de la Sídney actual. La zona evolucionó de un bullicioso y pendenciero asentamiento de convictos, soldados y pandillas, a uno de los recintos más prósperos y de moda de Australia, un ideal para alojarse, incluyendo el histórico y renovado hotel Harbour Rocks Sydney.

The Rocks tiene algunos de los bares y restaurantes más antiguos del país, con vistas imperdibles del Opera House, de la bahía, de las callejuelas interminables, y, por supuesto, del Harbour Bridge.

Harbour Rocks Sydney está ubicado a dos minutos caminando de estos atractivos, y de otros, más como el Museo de Arte Contemporáneo (MCA), las tiendas de compras, la terminal de ferris y trenes Circular Quay, que nos conecta con las principales playas como Manly, Watson Bay, Rose Bay, y, por supuesto, con el fantástico Taronga Zoo, uno de los zoológicos más importantes y reconocidos del mundo.

En este marco, el hotel nos recibe con su fachada de ladrillos vistos totalmente restaurados, como si el tiempo no hubiera pasado. Sus orígenes se remontan a 1887, aunque en estos 150 años, pasó por muchos (y más que buenos) cambios.

De hecho, la propiedad original fue construida por presidiarios y fue parte del sitio del primer hospital de Sídney.

Junto a los ladrillos vistos, encontraremos vigas expuestas en el techo, con un toque industrial, que se entremezclan con obras de arte como cuadros, fotos históricas y objetos de decoración, una elegante escalera de madera y pequeños detalles que lo convierten en un auténtico y  moderno hotel boutique.

El lobby de ingreso combina la recepción (con un personal súper amable y dispuesto a orientarnos sobre qué lugares podemos visitar), con un living biblioteca con estanterías de piso a techo, un pequeño bar estilo bistro y un sector de café y tés complementarios para cualquier momento del día.

Con un pequeño atrio central, también podemos contemplar una lluvia de lámparas que caen desde el techo, atravesando cada nivel.

Cada uno de sus 59 cuartos distribuidos en tres pisos, conservan el look & feel del edificio, algunos de las cuales cuentan con vistas a la bahía, aunque en ocasiones la presencia de algún crucero puede obstaculizarnos observar al Opera House.

Las habitaciones son amplias con amplios ventanales, con una decoración en la que prevalecen los colores tierra y grises. El layout nos permite movernos y acomodar nuestra valija con comodidad.

Hay distintos tipos de «rooms», entre la que sobresale la Harbour Suite (con acceso privado, oculta casi como un tesoro), ubicada en el cuarto piso, que cuenta con un living y cocina independiente, más un balcón terraza.

La gastronomía tiene como eje central el restaurante Tayim, escogido para desayunos, almuerzos y cenas, abierto no sólo para los huéspedes, y que combina la cocina moderna y tradicional de Medio Oriente.

Como zona recreativa adicional, posee una funcional terraza en la que los huéspedes pueden disfrutar de un trago o cóctel, e incluso organizar un pequeño evento como una boda íntima.

También posee un pequeño mini gimnasio para un entrenamiento básico.

Harbour Rocks Sydney, perteneciente a la colección MGallery by Sofitel Collection, nos permite disfrutar del más auténtico e histórico barrio de la ciudad, en una ubicación clave, ofreciéndonos una atmósfera relajada, relajante y para disfrutar.

overall 8.8
  • 9.5
    Ubicación
  • 8.5
    Espacio en Habitaciones
  • 8.5
    Layout & Confort
  • 8.5
    Decoración & Ambientación
  • 8.5
    Gastronomía
  • 9
    Relación Precio
  • 9
    Experiencia Personal
Informe y fotografía
Norberto Sica

Más por conocer

Close