fbpx
Conocedores
Close

9.0

REVIEW Hotel Pullman City Center Rosario: la mejor bienvenida a la ciudad

Por Norberto Sica

16 de diciembre de 2019

En uno de los principales ingresos a la ciudad y a quince minutos del aeropuerto, sobresale por su estética, diseño y servicio. Imágenes y video

Bienvenidos. La llegada a Rosario, tiene en uno de sus ingresos principales, a un icono arquitectónico, Hotel Pullman City Center Rosario, que sobresale por su diseño de líneas rectangulares y una estética interior y exterior, sobria y llamativa, al mismo tiempo.

El hotel, el único cinco estrellas de cadena internacional en Rosario, forma parte del complejo de entretenimientos más grande de Latinoamérica, que incluye además un casino -también el de mayores dimensiones de Sudamérica-, un spa, un centro de convenciones, shows en vivo y diferentes opciones gastronómicas.

El lobby principal, de grandes dimensiones, integra el sector de check-in, con sus puestos de recepción que dan la apariencia de ser de cristales de hielo, por sus terminaciones en blanco níveo, otorgando una sensación de modernidad, combinada con sillones y almohadones en tonos tierra y neutros, que conforman un living de recepción, que genera un área armoniosamente cálida.

Desde allí, podemos acceder a All Day Lounge Bar, una de las propuestas gastronómicas de Hotel Pullman, que presenta un look & feel relajado y distendido en los que prevalecen matices verdes, conformando un espacio natural, con plantas y un árbol interior, siguiendo las líneas que buscan resaltar el cuidado por el medio ambiente.

Y también, llegamos a restaurante Le Gulá, con una estética más sobria y elegante, con fuerte presencia de madera en las paredes y áreas divisorias, con una carta especialmente diseñada con platos elaborados.

Le Gulá ofrece una propuesta de menú de tres pasos, en el que podemos encontrar, por ejemplo, pork belly, terrina de campo o sartén de mollejas, como entradas; risotto de hongos, roulade de mero o solomillo como plato principal; y exquisitos postres como lírico de dulce de leche y Baileys, o crème brûlée. A estas opciones, se suman platos a la carta, ravioli doppio, risotto de langostinos, cordero patogénico ahumado, lomo o pato en dos texturas.

Desde el ingreso, podemos acceder al armonioso parque exterior, con palmeras, árboles, frondosos arbustos, plantas y flores, como la penisetum rubra roja o hemerocallis naranja, contorneando un impactante espejo de agua.

Cada una de las 188 habitaciones, ofrecen panorámicas directas a la piscina principal o a la ciudad, con una estética moderna.

Los cuartos y suites cuentan con un equipo de televisión interactiva con sistema Hospitality, que permite consultar desde información sobre los consumos del huésped hasta información relativa al clima y las prestaciones del hotel y del complejo.

A ellas, le sumamos la exquisita suite presidencial, en la que se han alojado figuras del espectáculo, música y el deporte internacional, con distintos ambientes, incluyendo un dormitorio, un escritorio, un amplio living comedor y una cocina.

Moi Spa ofrece tratamientos para ayudar a cuidar el cuerpo y potenciar el descanso: desde sauna seco, hamman, duchas especiales, salas de relax y piscina lúdica climatizada.

A lo que se suma una terraza con una piscina exterior, que es una de las joyas de Hotel Pullman. Distribuida en tres sectores, de 132, 166 y 190 metros cuadrados, en formatos rectangular, circular y curvo, produciendo un ambiente tropical, que se ve acompañado por la proliferación de áreas verdes y palmeras.

Canchas de tenis y paddle, un fitness center, un kids club y un circuito aeróbico, complementan la propuesta de entretenimiento.

Una mención especial merece City Rock, un espacio gastronómico ubicado lindero a Hotel Pullman, y dentro del complejo City Center, que busca reflejar la pasión por el rock nacional y platos fusión, otros de estilo americano, incorporando opciones para celíacos y vegetarianos.

Por supuesto, quien quiera realizar eventos y reuniones, Pullman cuenta con un salón principal de 2 mil metros cuadrados modulables en tres salas con paneles acústicos y seis espacios anexos de diferentes tamaños, lo que permite albergar hasta 2.600 personas en forma simultánea. A esto se suman cuatro salas de directorio, dos salas intermedias de 70 metros cuadrados cada una, una sala principal modulada en tres de 282 metros cuadrados y dos terrazas al aire libre.

Hotel Pullman es una buena forma de decir «Bienvenidos a Rosario». Sólo hay que dejarse llevar, relajarse y disfrutar.

Overall

9.0

  • 9 Ubicación
  • 9 Servicio & Amabilidad
  • 9 Gastronomía
  • 9 Decoración Áreas Comunes
  • 8.5 Decoración Habitaciones
  • 9.5 Opciones Entretenimiento
  • 9 Gastronomía
  • 9 Experiencia Personal