fbpx
REVIEW La Casona del Pino: un hotel para disfrutar de las Termas de Fiambalá en Catamarca
23/03/18   |   Viajes

REVIEW La Casona del Pino: un hotel para disfrutar de las Termas de Fiambalá en Catamarca

El establecimiento boutique está emplazado en una propiedad del siglo XIX, restaurada para ofrecer un alojamiento de calidad

Juan Chiummiento Redacción
Juan Chiummiento

Existen en Argentina cerca de 400 fuentes de agua termal. De ellas, más de 150 se encuentran en los alrededores de Fiambalá, ubicada en la provincia argentina de Catamarca.

El dato transforma a la localidad en una de las referencias nacionales para aquellos viajeros que buscan relax y descanso.

En paralelo a la elección del destino, resulta imprescindible escoger un alojamiento que acompañe esa sensación de desconexión que persigue quien llega a Fiambalá.

Por ello, nada mejor que transportarnos en el tiempo y disfrutar de un descanso ideal en La Casona del Pino, un hotel boutique emplazado en una imponente casa del Siglo XIX.

El lugar cuenta con todas las comodidades para alojar a los huéspedes sin perder su mística y encanto colonial.

Ya desde fuera se percibe esta característica, cuando se observan gruesas paredes de adobe, techos de caña y barro y enormes puertas de algarrobo.

Tan solo al entrar notamos la impronta particular del inmueble, con una amplia galería donde se exhiben muebles antigüos, verdaderos tesoros para coleccionistas.

Por todo el hotel notaremos la marca de época, incluso en las habitaciones, donde se hallan enormes placares de madera delicadamente tallados y camas con sus cabeceras de bronce.

El salón de estar resulta el espacio más destacado de la casa, con una fina decoración que incluye un tocadiscos en perfecto estado de conservación.

En este sitio se sirve todas las mañanas un desayuno que incluye pan casero y dulces artesanales.

Además de ese servicio, el hotel ofrece un living con amplia oferta de películas en formato Blue Ray y una sala de juegos con mesa de pool.

Todas las habitaciones cuentan asimismo con Wi Fi y televisión satelital.

Otro espacio a destacar es el jardín lateral, que se presta para contemplar en las horas del atardecer cómo el sol pinta de dorado las montañas de la Cordillera de los Andes.

Desde el jardín pueden observarse también los viñedos circundantes, ya que está región es también productora de vinos.

Si se desea ir más allá de Fiambalá, La Casona del Pino ofece también una selección de excursiones, entre las que se incluyen la posibilidad de hacer sandboard en las vecinas dunas de Saujil.

Es también posible contratar un recorrido por la Ruta de los Seismiles, un paseo de todo el día que recorre los 200 kilómetros que separan la ciudad de la frontera con Chile.

Hotel
La Casona del Pino
overall 8.8
  • 9
    Ubicación
  • 8.5
    Decoración & Ambientación
  • 9
    Espacio en Habitaciones
  • 9
    Servicio
  • 8.5
    Velocidad Wi-Fi
  • 9
    Experiencia
Informe y fotografía
Juan Chiummiento

Más por conocer

Featured

Close