Conocedores
Close

9.0

REVIEW Ovolo 1888 Sídney: un hotel para huéspedes felices

Por Norberto Sica

23 de julio de 2019

Es como un refugio lúdico lleno de alegría y distensión, en una propiedad reciclada de 1888, en pleno Darling Harbour

Ovolo es una cadena de hoteles que no es igual a cualquier otra cadena de hoteles. Cada propiedad está pensada con originalidad. Cada una tiene su propia personalidad bien marcada. Son como refugios lúdicos llenos de alegría, creatividad, distensión, de mentes descontracturadas y amigables, y de libres pensadores. Y Ovolo 1888 en el corazón de Darling Harbour, uno de los emblemas del turismo en Sídney, no es la excepción.

En el lugar indicado

Su ubicación es excelente. La zona es reconocida por tener un moderno centro de eventos y convenciones, un completamente renovado parque y locales gastronómicas, el famoso Museo Marítimo, un acuario, un pequeño zoológico, las atracciones de cera de Madame Tussauds, un casino e infinidad de propuestas para disfrutar de la auténtica cocina australiano.

Y si uno desea caminar por diez o quince minutos, llegará con facilidad al centro mismo de la ciudad o al Opera House o a la Sydney Tower o al Hyde Park. Esa es parte de la magia de Sídney. Alojarse en el CBD (Central Business District) nos deja a corta distancia de los principales atractivos.

Clásico por fuera, moderno por dentro

Ovolo 1888 está alojado en un edificio restaurado original de 1888. Y su interior, combina las paredes de ladrillos vistos o algunas tuberías, con modernos sillones, objetos de decoración, lámparas, colores constrastantes y un ascensor panorámico que da una visual de los cuatro pisos de la estructura.

Free, free & free

Ovolo tiene una personalidad libre. Ya lo dijimos. Pero «free», no sólo significa «libre» sino también «gratis». Por eso, tendremos WiFi complementario, un mini bar sin cargo en nuestras habitaciones y un Happy Hour de cortesía con vinos, cervezas y aperitivos, todo, absolutamente «free».

Bedtime stories

El estilo industrial del antiguo edificio continúa en sus 90 habitaciones, con techos altos, ladrillos vistos y vigas. Todos armoniosamente decorados muebles modernos y detalles en colores llamativos, que encontraremos en las almohadas, almohadones, lámparas y en las intervenciones artísticas en las paredes.

La tecnología también está presente con adaptadores internacionales, puertos USB, una tableta y hasta un asistente de voz Alexa.

Además, del mini bar free, tenemos café y te de cortesía. ¿Qué más podemos pedir?

Continental

El desayuno es buffet, con una selección de pastelería, frutas, yogures, cereales, tostadas, fiambres y huevos, a los que se suman otras opciones extras a la carta como huevos benedictinos.

Shiny Happy People

Ovolo busca que los huéspedes seamos personas felices y divertidas. Por eso, hasta su red WiFi tiene ese nombre (Shiny Happy People). Y como si la conexión inalámbrica transmitiera más que Internet, las ondas de alegría se disfrutan por todo el hotel, uno de nuestros favoritos.

Overall

9.0

  • 9 Ubicación
  • 8 Espacio en Habitaciones
  • 9.5 Amabilidad
  • 9 Decoración & Ambientación
  • 9.5 Relación Precio
  • 8.5 Desayuno
  • 9 Servicio
  • 9.5 Experiencia