fbpx
Conocedores
Close

9.8

REVIEW Trump National Doral Hotel: el mejor resort de Miami

Por Norberto Sica

4 de noviembre de 2019

Es como una ciudad dentro de una ciudad, con sus más de 300 hectáreas, más de 600 habitaciones, campos de golf, piscinas, canchas de tenis y uno de los spas más grandes de Estados Unidos

Con sus cuatro campos profesionales de golf, un impresionante spa con más de cien tratamientos, atrapantes opciones gastronómicas, tiendas y boutiques in situ, piscinas, hectáreas y hectáreas de parques para la recreación, grandes salones para eventos, courts de tenis y un despliegue pocas veces visto de fuentes, esculturas y arte por doquier, el Trump National Doral, es sin dudas el mejor resort de Miami.

Los orígenes de la propiedad se remontan a la década del 50, cuando un visionario en bienes raíces Alfred Kaskel y su esposa Dorris, adquirieron más de 2 mil hectáreas en el condado de Miami-Dade, y crearon la ciudad de Doral, cuyo nombre proviene de sus apócopes (Dor-Al).

Posteriormente, en los 60, crearon el inmenso campo de golf, que recibió (y sigue recibiendo) a los máximos jugadores del deporte, y que luego fue adquirido por Donald Trump, que realizó una impresionante renovación de más de 250 millones de dólares, para convertirlo en un gran refugio para los que buscan vacaciones de lujo, para viajeros de negocios, jugadores de golf, y por qué no, para los que sólo quieren probar platos deliciosos o alguno de sus tratamientos de spa.

Ubicado a unos diez minutos del aeropuerto de Miami, llegar a la propiedad es ingresar en una ciudad por sí misma, en la que uno puede pasar varios días, sin la necesidad de moverse, aunque si uno así lo quiere, tendrá siempre distintas opciones de movilidad, incluyendo la posibilidad de alquilar un coche.

Trump National Doral tiene 72 hoyos de golf distribuidos en cuatro campos, rediseñados cuidadosamente, con más de 5 mil nuevos árboles, y dos hectáreas de lagos, en un predio de más de 800 hectáreas.

Si estos números sorprenden, todo está pensado para ser una maravilla visual, incluyendo los aviones que pasan a un promedio de uno cada tres minutos, haciendo que hasta el cielo tenga un atractivo extra.

Si el golf es una de las principales propuestas, sus piscinas también tienen un protagonismo principal. Una de ellas está pensada exclusivamente para adultos y otra para familias, incluyendo un tobogán de agua de 38 metros de largo, en un marco de reposeras y cabañas.

El spa de 4.500 metros cuadrados, es uno de los más grandes del estado de Florida, con 48 suites con más de cien tratamientos. Con sus impresionantes dimensiones, es como un hotel boutique dentro de un hotel.

La familia Trump supervisó personalmente el rediseño de cada una de las habitaciones, suites y salones del resort, que cuenta con 643 habitaciones, incluyendo 14 suites de lujo, 27 suites premier, dos suites presidenciales y 48 suites spa, distribuidas en ocho villas, cada una con el nombre de una leyenda del golf: desde Bobby Jones, a Arnold Palmer, y, por supuesto, Tiger Woods.

Las habitaciones tienen una elegante paleta de colores neutros, en donde los tonos marfil, champán y caramelo, cobran protagonismo. La decoración y el mobiliario incluyen detalles en madera de caoba, pisos de mármol y mesadas en los baños de granito.

Las exclusivas camas, con sus originales colchones y almohadas, harán que los descansos sean realmente placenteros.

A ellos, le sumamos balcones privados con vistas a los jardines y campos de golf, y baños con grandes duchas y generosos espacios.

Trump marca en cada uno de los hoteles la dedicación de la familia por cada detalle, para que sus propiedades tengan lo mejor de lo mejor, que se luzcan, que sobresalgan y que los huéspedes vivamos experiencias que no olvidaremos. 

En gastronomía, hay opciones diversas, incluyendo el restaurante BLT Prime, especializado en carnes y mariscos frescos, o especial para disfrutar de los maravillosos desayunos buffet, con una selección de platos fríos y calientes, jugos, exquisita pastelería y opciones extra a la carta.

Por su parte, Champion’s Bar and Grill es el lugar ideal para ir después jugar al golf, o de un partido de tenis, o de una tarde de spa, con su atractiva barra de tragos y parrillas al aire libre.

Las áreas comunes ofrecen grandes sillones, espejos, ventanales de pisos a techo y lámparas que refuerzan el carácter de lujo.

A todo ello, se suman infinidad de propuestas de entretenimiento: clínicas de tenis y golf, para grandes y chicos, el Trump Kids Club con actividades llenas de diversión y un gimnasio de última generación con un más que completo equipamiento para entrenamientos profesionales.

También podemos mencionar sus tiendas de compras, incluyendo uno de los stores de golfs más grandes de Estados Unidos.

El Trump National Doral, en Miami, está a unos 30 minutos de la playa, pero, quizás no sea necesario moverse. Es un resort que tiene algo para todos: golf, tenis, spa, piscinas y bicicletas para recorrer el impresionante predio (también tenemos carritos de golf y un shuttle que nos transporta por este inmenso paraíso), e incluso, podremos llevar nuestra mascota, ya que es una propiedad pet-friendly.

¿Algo más? Por supuesto. Hay mucho más por mencionar, pero hay que dejar un poco de lugar para la sorpresa. Porque la magia, de por sí, ya está allí.

Overall

9.8

  • 9 Ubicación
  • 9.5 Decoración & Ambientación
  • 9.5 Espacio en Habitaciones
  • 10 Layout & Confort
  • 9.5 Gastronomía
  • 10 Fitness Center
  • 10 Spa
  • 10 Campos de Golf
  • 10 Piscinas & Amenidades
  • 10 Servicio & Amabilidad
  • 10 Velocidad Wi-Fi
  • 10 Experiencia Personal