Conocedores
Close

11 playas en el noroeste de México para elegir como próximo destino

Conocedores.com

12 de abril de 2019

Innumerables desiertos, dos costas (la impetuosa del Pacífico y la tranquila del Mar de Cortés), islas y una geografía especial ponen a la península de Baja California como un destino ideal

De belleza indescriptible, las playas de la península de Baja California -en el noroeste de México- constituyen uno de los territorios más peculiares del planeta. En esta larga lengua de tierra se concentran paisajes sublimes.

Innumerables desiertos, dos costas (la impetuosa del Pacífico y la tranquila del Mar de Cortés), caprichosas islas que la bordean y abrupta geografía convierten a la región en un lugar idóneo para entrar en contacto con la naturaleza.

Desde #CONOCEDORES elaboramos un listado de 11 playas que por sus características las entendemos como las más atractivas para elegirlas como próximo destino.

1. Playas de Tijuana

El atardecer es uno de los motivos para caminarlas y el malecón resulta el punto ideal para admirar esta porción del Pacífico. Desde allí puede verse la Isla Coronado y la ciudad de San Diego -si el día despejado lo permiten-.

Para los amantes de la pesca, en sus aguas encuentras jurel, lenguado, macarelo y mero. Por su suave declive y oleaje espectacular, en ciertas épocas del año se vuelve escenario para la práctica del surf.

2. Islas Coronado

Sus aguas esmeraldas y la biodiversidad de especies invitan a un largo y contemplativo paseo en kayak. Sus pequeñas playas son las más bellas del estado, ya que además de poseer bellos arrecifes de coral, allí habitan el pez gallo y dorado.

Las islas y sus alrededores pertenecen al Parque Nacional Bahía de Loreto, por lo que resulta obligatorio solicitar permiso a la Comisión Nacional de Áreas Naturales
Protegidas.

3. Bahía de los Ángeles

Resulta uno de los sitios más impactantes del Mar de Cortés: islas, islotes y cañones subacuáticos albergan tesoros naturales que han captado la atención de varios estudiosos.

Cada año se mira llegar al tiburón ballena como también se disfruta el paso de delfines, lobos marinos, pelícanos y diversas poblaciones de peces. Montañas, porciones desérticas y su amplio mar la vuelven un destino fascinante para disfrutar en kayak o en un viaje a las profundidades del mar.

4. Ensenada

Su ubicación entre las montañas y el mar le otorgan ciertos privilegios que la han convertido en uno de los destinos más afamados por su producción vinícola, su desarrollo gastronómico y sus espectáculos naturales.

Las playas de este bello puerto regalan paisajes de ensueño y diversas actividades. Los más atrevidos disponen de un buen oleaje para practicar surf o windsurf, quienes son más contemplativos podrán dar largos recorridos en lancha o velero, y quienes gustan de la pesca encuentran en las aguas de Ensenada los mejores ejemplares.

5. Estero Punta Banda

Es un sitio Ramsar y uno de los cuatro principales esteros de la región, debido al gran número de especies terrestres y marinas que la habitan. Este santuario natural se localiza en el Corredor Migratorio del Pacífico, por lo que al año cobija a más de 70 especies de aves migratorias provenientes de Alaska, Canadá y Estados Unidos.

La barra arenosa sirve de barrera natural y permite el desarrollo de diversos ambientes, como la marisma, las dunas y la playa externa, que en conjunto propician el desarrollo de una amplia diversidad de plantas y animales marinos y terrestres.

6. La Bufadora

Es un géiser marino que se eleva a más de treinta metros, considerado el segundo más grande del mundo en su género. Puede ser admirado desde el mirador o desde abajo, a bordo de un kayak o lancha.

7. Eréndira

En esta parte de la costa, el mar revienta con gran furia entre sus playas y acantilados, pero es en su frente rocoso donde tienen lugar algunas pozas para nadar sin peligro alguno. En muchas de ellas verás anémonas, cangrejos, lapas, caracoles y peces.

Acampar allí es una delicia pues su cielo nocturno está bañado de estrellas y se observa con toda claridad la Vía Láctea. Por si fuera poco, a unos metros está un sitio arqueológico que fuera lugar de reunión de los antiguos indígenas de la zona hace más de diez mil años.

8. Bahía de San Quintín

Esta laguna costera es una zona natural de anidación, descanso y refugio para miles de aves que migran de América del Norte y anualmente siguen el trayecto conocido como Corredor de Aves Migratorias del Pacífico.

En el pueblo aún puedes ver los vestigios de la antigua colonia inglesa que siglos atrás pobló esta zona. Recientemente se ha convertido en un sitio muy importante dentro de la gastronomía del estado, debido a la producción de jitomate y el cultivo de ostiones,

9. Rosarito

Es un destino que puede adaptarse a las más amplias necesidades: desde aventureros hasta tranquilos, cada viajero encontrará aquí lo que necesita.

Para los que gusten de largas caminatas encontrarán en sus anchas playas una aliada ideal, lo mismo que quienes prefieran un paseo a caballo o una vuelta en moto. Lo mismo para los aventureros: desde un vuelo en ultraligero para observar todo desde lo alto hasta una larga sesión de surf. Para los más tranquilos, hay dos campos de golf a disposición.

10. Bahía San Luis Gonzaga

Es un paraíso habitado por gaviotas, cormoranes y pelícanos. Sus aguas claras y azules, además del entorno, invitan a la práctica de la vela, el esquí acuático o el windsurf. Por qué no a dar paseos en kayak o a bucear.

Otra manera de reconocer el encanto de esta pequeña ensenada es a través de una caminata o a bordo de una bici, para llegar a espacios como la Rinconada, las Minas, el Oasis o las Palmitas.

11. San Felipe

Es la puerta de entrada al Mar de Cortés. Se ubica en una zona semidesértica de grandes dunas e impresionantes acantilados. Su ritmo es pausado y tranquilo, por lo que resulta el destino perfecto para olvidar el ritmo de la ciudad.

Para disfrutarlo es preciso visitar su playa de arena fina y oscura donde espera un paisaje natural de gran belleza con excelente clima y un mar verdeazul.