Conocedores
Close

Así es la imperdible Great Barrier Island en Nueva Zelanda

Conocedores.com

21 de agosto de 2019

Es uno de los mejores lugares del mundo para ver las estrellas de noche. Además, cuenta con aguas transparentes y kilómetros de playa

El Hauraki Gulf Marine Park ocupa 1,2 millones de hectáreas de océano azul reluciente. A la orilla de esas aguas, está la impresionante Great Barrier Island.

En 2017, fue designada Santuario Internacional del Cielo Negro, uno de los seis en el mundo.

De día, los visitantes pueden tener una serie de aventuras fantásticas en la naturaleza; por la noche, el cielo es literalmente el límite.

Situado en la punta de Hauraki Gulf, a 90 kilómetros al noreste de Auckland, la Great Barrier Island es la sexta isla más grande de Nueva Zelanda.

En este paraíso intacto de 285 kilómetros cuadrados, los visitantes disponen de senderos, miradores y playas desiertas.

La caminata de 45 minutos hasta Kaitoke Hot Springs con un buceo al final es obligatoria, así como el recorrido caminando hasta el fotogénico Windy Canyon.

Practicar stand-up paddle en las calmas calas es inigualable y, la búsqueda de animales salvajes raros en Glenfern Sanctuary, es una experiencia mágica. Los visitantes pueden encontrar decenas de piezas interesantes en la galería de arte y en el museo, ambos en la villa de Claris, donde también se encuentra la mayor parte de las operaciones comerciales. Y no deben dejar de visitarse los acogedores bares de la zona para pasar un tiempo con los residentes locales.

Consejos de viaje. ¿Cómo llegar?

Llegar a la Great Barrier Island es una aventura por sí sola. Una alternativa es volar con Auckland Seaplanes y tener el océano como pista. Se puede tomar también un vuelo comercial en el aeropuerto de Auckland con una de las dos compañías aéreas que operan ahí, Great Barrier Air o Fly My Sky. El ferry SeaLink es otro medio de transporte fabuloso; lleva casi cinco horas y te da la oportunidad de ver delfines y, a veces, ballenas.

Así es Great Barrier Island, de noche

Sin fuente de energía eléctrica permanente, la Great Barrier Island es un mundo aparte. Con tan poca contaminación luminosa, la observación de las estrellas aquí se convierte en una experiencia de otro planeta. Para apreciar plenamente las maravillas del universo, es bueno reservar una aventura de cielo nocturno con Good Heavens.

En los tours, los embajadores locales del cielo oscuro compartirán todo su conocimiento astronómico.

Gracias al poderoso telescopio newtoniano apuntado a varios grupos brillantes de estrellas, esas experiencias a la orilla del mar son verdaderamente impactantes. También centrada en aventuras nocturnas, la pareja Benny y Eve Bellerby creó Star Treks, un valor agregado maravilloso a la selección ya existente de paseos y excursiones diurnas.

Apoyado en el talento de las guías locales, el equipo de Star Treks es apasionado por la isla y por cada centímetro de su belleza. Todo viajero debe permitir que estos fanáticos de la Great Barrier Island compartan su conocimiento de flora, fauna, geografía e historia, así como su entusiasmo por los planetas y estrellas para lograr la experiencia completa.

Alojamiento. ¿Dónde hospedarse?

En cuanto al alojamiento, hay opciones para cada bolsillo. En el extremo norte, Mount St. Paul Estate y EarthSong Lodge se caracteriza por recibir pasajeros en búsqueda de confort.

Para quienes quieran ahorrar, Medlands Beach Backpackers & Villas y Crossroads Lodge, en Claris, son ideales. Bookabach, Holiday Houses y Airbnb también son excelentes maneras de encontar alojamiento en esta isla rústica. O, también, es posible armar una carpa en uno de los varios campings de la zona.