Conocedores
Close

Así será el impresionante nuevo mercado de pescados en Sídney: imágenes

07/11/2018

El edificio busca ser un ícono a lo largo del puerto de la ciudad y un destino cultural, en la zona de Blackwattle Bay, que será completamente renovada. #Imágenes

Sídney es una ciudad que tiene cientos de atractivos, muchos de ellos, vinculados a la actividad marina, gracias a su impactante costa. Ahora, y luego de varias revisiones, ya está todo listo para sumar una renovada apuesta: el nuevo mercado de pescado.

El edificio, que busca ser una estructura histórica para la ciudad, tendrá varias funcionalidades, en la zona de Blackwattle Bay, un área que también tendrá una fuerte renovación.

“Este edificio será muchas cosas cuando esté terminado: un mercado de pescados, un destino cultural, un conector urbano y un ícono inspirador a lo largo del puerto de Sídney, mundialmente conocido”, explicaron sus desarrolladores.

El proyecto reubicará el mercado de pescado existente en un sitio de 3,6 hectáreas a la cabeza de Blackwattle Bay. el diseño aprovecha la oportunidad de vincular la bahía con los importantes espacios verdes del parque de Wentworth al sur, así como el paisaje urbano más amplio.

Los arquitectos buscaron mantener una conexión visual entre las áreas públicas y las operaciones mayoristas o de muelle. La planta baja alberga funciones tradicionalmente asociadas con los mercados de pescado: el desembarque y la carga de pescado, el mercado mayorista y la sala de subastas. Mientras tanto, las escaleras del anfiteatro y el paseo costero bordean el muelle operativo, permitiendo a los visitantes ver con seguridad lo que está sucediendo en el interior.

Las escaleras del anfiteatro que conducen desde las plazas al mercado público son una continuación del paisaje circundante, estableciendo un paseo costero alrededor de la bahía y abriendo una nueva ruta pública a lo largo de la orilla. Las plazas en cada extremo del mercado de pescado no solo permiten reuniones informales, sino que también albergan flora de humedales para filtrar tanto las aguas pluviales como las propias del edificio.

El techo de madera y aluminio es otro componente clave del proyecto. Recolecta agua de lluvia para su reutilización, protege los espacios comerciales del sol y filtra la luz del día para las operaciones. Mientras tanto, su forma distintiva también utiliza los vientos predominantes para extraer el aire caliente y protege a los vendedores de los vientos del sur.

El nuevo edificio comenzará a construirse a mediados de 2019 y se espera que abra en 2023.