fbpx
Conocedores
Close

Así sería ir a la playa tras el coronavirus

Conocedores.com

9 de mayo de 2020

España ya está preparándose para el verano. Sectores divididos por franjas, solicitud de turnos y un tope de personas que podrán asistir

¿Cómo será ir a la playa tras el coronavirus? El Ayuntamiento de Sangenjo, en España, ya está planificando cómo será el regreso de los ciudadanos y ¿turistas? para que disfruten de la costa, de la arena y el sol, manteniendo los protocolos de distanciamiento social, con la cual estamos obligados a convivir tras el brote del COVID-19 que surgió en China y se desplazó por todo el mundo sin control.

La propuesta podría seguir como ejemplo para otros destinos del planeta.

El proyecto consiste en dividir la playa en cinco sectores. Cada sector tendrá un color diferente y estará formado por cientos de cuadrículas de 3×3 metros, que en función del número de personas se podrán ampliar fácilmente mediante la agregación de dos, tres ó cuatro. Las cuadrículas estarán formadas por estacas de madera clavadas en la arena y unidas por unas cuerdas que se podrán recolocar con facilidad en función del número de personas.

La nueva ordenación de la playa reserva dos franjas para albergar usos y servicios:

• Una franja entre el mar y la primera línea de cuadrículas que será una zona de paseo y juegos para niños. Tendrá un mínimo de siete metros de ancho en la pleamar, superando los 30 metros con la marea baja.

• En la zona trasera, entre la última línea de cuadrículas y el muro del Paseo de Silgar, se reserva una franja de ocho metros para distintos servicios como baños, módulo de salvamento y zona recreativa.

• La playa dispondrá de 4 accesos perpendiculares de 6 metros de ancho que irán desde el muro hasta la primera línea de playa. Cada dos líneas de cuadrículas habrá pasillos paralelos de 3 metros de ancho para facilitar la entrada y salida de los bañistas. Cada cuadrícula se separa de las contiguas por un espacio de 1,5 metros por el que en ningún caso se podrá transitar.

En total la playa de Silgar tendrá 780 cuadrículas lo que supone que pueden ingresar entre las 1.560 y las 2.340 personas, lo que significa entre un 50 y un 75% del aforo respecto a veranos anteriores.

Esta iniciativa se está replicando de igual o similar manera en otros puntos de España y, lo más probable, es que lo veamos también en varios lugares del globo.

La nueva normalidad.