fbpx
16/10/16   |   Lifestyle

REVIEW La película Inferno: soporífera y frenética

Al salir de la sala, uno tiene la alegría de que la pesadilla en la que todo se mueve y poco tiene sentido, finalmente terminó

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

La carrera como director de Ron Howard nos presenta títulos variados con aciertos como “Apollo 13” o “Una Mente Brillante” y otros menos logrados. Incluso fue el responsable de las dos películas anteriores a la saga de libros de Dan Brown: “El Código Da Vinci” y “Ángeles y Demonios”.

En “Inferno”, Howard nos trae una producción extraña en varios aspectos: la cinematografía del italiano Salvatore Totino resultó oscura y sin lucimiento de los espacios icónicos de Italia y Turquía, donde se desarrolla gran parte de la trama.

El manejo de cámaras del director, como su posterior edición, son un tormento visual, en donde las imágenes no dejan de moverse (en muchos casos sin sentido), como si estuviéramos frente a alguien filmando en un terremoto.

Las escenas iniciales de los momentos de alucinación de Tom Hanks en su personaje de Robert Langdon son excesivas y no del todo logradas desde lo visual.

La trama resulta confusa, no por el guión, sino por la forma de contar la historia.

Y Hanks, en su búsqueda frenética por detener un virus que amenaza a la humanidad, queda en un papel de un Indiana Jones soporífero.

Al salir de la sala, uno tiene la alegría de que la pesadilla (en la que todo se mueve y poco tiene sentido), finalmente terminó.

overall 6.0
  • 6
    Dirección
  • 6
    Producción
  • 7
    Actuaciones
  • 6
    Banda de Sonido
  • 5
    Fotografía
  • 6
    Guión
Fotografía
Sony / Columbia Pictures

Más por conocer

Close