fbpx
Conocedores
Close

Cuándo podremos volver a viajar y cómo será reservar un hotel

Conocedores.com

10 de mayo de 2020

Con el coronavirus generando millones de casos en el mundo, cuándo podremos comprar un pasaje de avión o tren y qué pasa con los hoteles

Dos preguntas constantes se hacen no sólo los viajeros si no las propias aerolíneas, agencias de viajes y establecimientos. ¿Cuándo podremos volver a viajar y cómo será reservar un hotel? La respuesta no es sencilla, porque en cada país -e incluso en cada estado o localidad- pueden variar las reglas. Pero, en #CONOCEDORES podemos brindar una perspectiva generalizada, evitando las excepciones puntuales.

Por ejemplo, mientras que en países como Argentina, Australia o Nueva Zelanda (por citar sólo algunos), las fronteras están completamente cerradas, en otros como Estados Unidos, se permiten algunos vuelos internacionales (exceptuando casi toda Europa y China).

¿Cuándo podremos volver a viajar?

Hay que considerar tres factores claves. El primero es cuando se nos permitirá hacerlo. Es decir, cuando las autoridades ya sean locales, regionales o nacionales nos den el ok. Luego, cuando nos sentiremos seguros haciéndolo. Y por supuesto, cuando los medios de transporte estén disponibles.

En líneas generales se prevé que durante el tercer trimestre de 2020 (julio/agosto/septiembre), se comenzarán a habilitar los viajes domésticos, ya sea por ruta/carretera, buses, trenes o avión. Cuando hablamos de viajes domésticos nos referimos a ir de una provincia o estado a otro, algo que en la mayoría de los casos hoy está vedado.

Insistimos. Hablamos en líneas generales, porque hay países como Estados Unidos que aún permiten los vuelos no sólo internacionales, sino también domésticos.

En el último trimestre de 2020 (octubre/noviembre/diciembre) es cuándo podrían regresar con mayor amplitud los vuelos internacionales.

Nuevamente, dependerá de las restricciones del destino al que queramos viajar y las del país de origen.

Australia y Nueva Zelanda, dos de los estados que tienen la curva aplanada y la situación del COVID-19 controlada, prevén que abrirán una suerte de ruta burbuja entre ambos países para agosto de 2020, a la que se podrían sumar las pequeñas islas de Asia Pacífico que no registraron casos o tuvieron muy pocos infectados.

Argentina permitirá los vuelos desde septiembre, aunque aún no aclaró si abrirá las fronteras en ese momento y tampoco aún dio detalles de cuáles son los países que seguirán siendo considerados zonas de riesgo. Si miramos los números actuales de casos, Estados Unidos, Europa y gran parte de Latinoamérica, especialmente Brasil, Ecuador y Perú, podrían estar restringidos.

Un dato no menor es si persistirán las cuarentenas de catorce días para los viajeros que vuelvan del exterior.

¿Qué pasa con los hoteles? ¿Se podrán reservar y cómo?

La industria hotelera está enfrentando nuevos retos. La mayoría de los hoteles del mundo están en estos momentos cerrados, pero hay otros que siguen abiertos. En algunos casos por requerimiento de las autoridades gubernamentales. Cuando los aviones, trenes y buses vuelvan a operar, será un efecto cascada que hará que comiencen a abrir. Pero, nos encontraremos con nuevas reglas. Ya no será como antes.

Primero habrá menos habitaciones disponibles para reservar. Se buscará así minimizar por un tiempo la cantidad de personas circulando en las áreas comunes.

El proceso de check in será digital y se prevé un vidrio de seguridad instalado en la recepción para proteger tanto a huéspedes como empleados. No se descartan controles de temperatura a los pasajeros.

Los restaurantes también se reducirán o incluso eliminarán, al igual que las propuestas buffet. De todas formas, el servicio a la habitación pueda ofrecer nuevas experiencias.

El servicio de valet parking también podría eliminarse para evitar el contacto de los empleados con el vehículo de los pasajeros.

Estas son algunas de las medidas que se están implementando y estudiando. ¿Por cuánto permanecerán? Es parte del misterio que el virus COVID-19 llegó desde China para cambiar nuestra realidad.

Y también dependerá de la situación en la que se encuentre cada país.