Conocedores
Close

Cuatro barrios históricos de Latinoamérica para recorrer a pie

04/12/2018

Una selección de los sitios más emblemáticos donde se mezclan la tradición y la cultura de los países antiguamente gobernados por las coronas europeas: Cartagena, La Habana, Montevideo y Salvador de Bahía

Protagonistas de la historia de cada una de sus ciudades, los cascos y barrios históricos son el alma de las ciudades con pasado colonial. Sus calles, sus casas y fundamentalmente el aire que se respira en sus manzanas funcionan a veces como una verdadera máquina del tiempo.

En #CONOCEDORES elaboramos un listado con cuatro barrios de Latinoamérica especiales para recorrer a pie, con mucho para descubrir y conocer a cada paso.

1. Ciudad Amurallada (Cartagena de Indias – Colombia)
Sus impactantes murallas, construidas para defender uno de los puertos más ricos del continente, tienen 11 kilómetros de largo y fueron levantadas entre los siglos XVI y XVIII. Todo lo que se encuentra en su interior fue declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco en 1984, lo cual incluye decenas de caserones con sus típicos balcones, museos, iglesias, restaurantes y hoteles.

2. La Habana Vieja (La Habana – Cuba)
Sin dudas una de las capitales más bellas de América Latina, las calles de su casco histórico guardan toda su singularidad e historia, con una costanera (o malecón como se dice por esas latitudes) que descansa sobre las aguas azules del mar Caribe. El recorrido puede iniciarse en la plaza de la Catedral para conocer este templo barroco declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992 y luego seguir por el Castillo de la Real Fuerza, la fortaleza más antigua de la isla (data de 1558). La Plaza de Armas, donde sobresale el Palacio de los Capitanes Generales; o la Plaza Vieja, con sus bellas recovas, son también imperdibles.

3. Pelourinho (Salvador de Bahía – Brasil) -foto principal-
Considerada por muchos como la capital cultural del país sudamericano, esta ciudad tiene una fuerte identidad marcada por su impronta africana. Este barrio, considerado Patrimonio de la Humanidad desde 1985, contiene coloridas casas de dos pisos de estilo colonial portugués, numerosos espacios culturales donde brota música a cada paso e iglesias barrocas cargadas de oro, entre otros atractivos. En sus calles de piedras irregulares hay unos 3 mil edificios de interés histórico que datan de los siglos XVI a XIX.

4. Ciudad Vieja (Montevideo – Uruguay)
Antiguamente rodeado por murallas, el casco histórico de la capital uruguaya comienza en la llamada Puerta de la Ciudadela frente a la céntrica Plaza Independencia. Desde allí, las calles llenas de encanto se replican por unas 12 cuadras ideales para recorrer a pie, en las que hay mucho por visitar. Las calles adoquinadas llevan hasta un sitio perfecto para terminar el paseo: el Mercado del Puerto. Su impresionante estructura de hierro alberga hoy en día coloridos locales, ateliers de artistas y muchas parrillas.