Conocedores
Close

Destinos del Mediterráneo para recorrer en tren: España y Francia

Conocedores.com

8 de mayo de 2019

Destinos de Francia y España para viajar en el tren internacional de alta velocidad que conecta ambos países. Propuestas recomendadas

Europa es un continente que recibe a los visitantes con paisajes increíbles, mucha historia y cultura, experiencias gastronómicas singulares y una gran red ferroviaria. Por eso, en #Conocedores presentamos algunos destinos del Mediterráneo para recorrer en tren.

Madrid – Montpellier

Tiempo de Viaje: 6 horas, 12 minutos
Un trayecto que conecta con dos destinos contrastantes. Por un lado, Madrid, un lugar que representa una gran riqueza histórica del reinado de España y al mismo tiempo una capital viva, con mucha actividad a cualquier hora del día. Perfecta para un agradable paseo por grandes avenidas o pequeñas callejuelas; intensa para disfrutar por la noche con una gran variedad de bares con música en vivo; con sabores que sorpendenn , desde alta cocina hasta las típicas tapas.

En el otro extremo, Montpellier, es una ciudad pequeña pero grande en tesoros patrimoniales y contemporáneos. La magia de Montpellier comienza en la plaza de la Comédie, símbolo emblemático de la ciudad y postal preferida por sus visitantes. A pocos pasos de esta plaza, se puede recorrer el Ecusson, un laberinto de callejones medievales que albergan muchos cafés y restaurantes.

En la actualidad, Montpellier no solo destaca por su orgulloso pasado, hoy día, la ciudad es un despliegue de arquitectura y diseño contemporáneo con proyectos de desarrollo sostenible a cargo de importantes arquitectos internacionales como Ricardo Bofilll, François Fontes, Christian Lacroix, entre otros. Gracias a construcciones como Le Nuage (nave azulada) de Philippe Starck, en 2012 el periódico New York Times incluyó a Montepellier dentro de sus recomendaciones de 45 lugares por visitar en el mundo.

Barcelona – Lyon

Tiempo de Viaje: 5 horas, 6 minutos
Barcelona es un destino turístico de primer nivel con una amplia oferta de actividades. Es perfecto para los viajeros dinámicos e incansables que siempre están buscando actividades diferentes por hacer. Ciudad de barrios y de parques; de historia y modernismo. En el terreno del arte y la arquitectura, la esencia de la ciudad no se explica sin nombres como Gaudí, Miró, Domènech i Montaner, Picasso o Puig i Cadafalch. Visitas a la Sagrada Familia, Park Güell o el Museo Picasso son obligadas.

La experiencia gastronómica no se queda atrás con tantos sabores únicos y propios del mediterráneo que se pueden disfrutar en el Mercado de la Boquería o en uno de los restaurantes de la Guía Michelin ubicados en la ciudad.

Lyon, la tercera ciudad más importante de Francia, nos espera con postales encantadoras con su arquitectura renacentista, especialmente en las zonas declaradas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco como la colina de la Croix- Rousse, la zona de la península, ubicada entre el río Rodano y el río Saona y la colina de Fourvière en donde se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de Fourvière y desde donde se puede apreciar una espectacular vista de la metrópoli.

Lyon es la ciudad ideal para descubrir todo el encanto del estilo de vida francés. Por siglos, Lyon ha sido la máxima ciudad gastronómica y hoy día cuenta con más de 2 mil restaurantes, desde establecimientos con Estrellas Michelin, los auténticos bouchons de Lyon y otras alternativas.

Barcelona – Carcasona

Tiempo de Viaje: 2 horas, 24 minutos
Un viaje no podría estar completo sin contar con una experiencia que literalmente nos transporta en el tiempo y nos convierte en protagonista de una aventura medieval. Desde Barcelona, se puede tomar el tren a Carcasona, una de las ciudades medievales francesas mejor preservadas. El trabajo de restauración de esta ciudad tomó más de 50 años, su reconstrucción es una verdadera obra maestra del restaurador francés Eugène-Emmanuel Viollet-le-Duc. La ciudad, con 2,500 años de historia, se divide en dos partes, la “ciudad baja” situada al borde de Aude y la “ciudad fortificada” que se extiende a lo largo de 3 kilómetros y que en 1997 fue declarada Patrimonio Mundial de la Unesco.

Las impresionantes edificaciones medievales son por sí mismas una verdadera joya. El ambiente es único e increíblemente romántico.

Los vinos de la localidad, como la historia misma de Carcasona, son fruto de su experiencia milenaria. Creaciones que incorporan variaciones de uva atlántica y mediterránea, que revelan con fuerza su clara identidad y autenticidad.

Por supuesto, no olvidamos que un destino clásico por excelencia es París y los viajeros pueden realizar el trayecto de tren de Barcelona a París en tan sólo 6 horas, 30 minutos.

Más información en www.raileurope.com.