fbpx
Conocedores
Close

El Gran Cañón del Colorado se convirtió en un parque ideal para ver las estrellas

Conocedores.com

29 de junio de 2019

Después de tres años de modernizar su sistema de iluminación, fue certificado como un Dark Sky Park, para los que disfrutan ver cielos completamente oscuros

Algunas de las mejores vistas del mundo se encuentran en los alrededores del Gran Cañón del Colorado, en Arizona. Eso incluye las vistas nocturnas para ver cielos completamente estrellados.

La Asociación Internacional de Cielos Oscuros, designó este mes al famoso parque como un Dark Sky Park.

Esto significa que el parque tiene una «calidad distinguida» para ver las estrellas durante la noche. En otras palabras, es muy oscuro y los cielos se parecen a lo que los humanos habrían visto hace cientos o miles de años, sin la iluminación artificial que caracteriza a las ciudades.

Si bien el área es remota, y naturalmente es súper oscura, obtener la designación costó un poco de trabajo para minimizar el impacto de las 5 millones de personas que lo visitan anualmente.

Para ello, el parque reemplazó sus instalaciones, utilizando tecnología LED de bajo consumo y vatios más bajos, que se centran en el área donde se encuentran hoteles y albergues.

Los cielos oscuros son críticos para los animales migratorios como las aves y las tortugas que usan la luz de las estrellas para navegar. Demasiada luz en la noche, especialmente la luz azul de las pantallas y algunas bombillas, pueden interrumpir los ciclos hormonales y de sueño normales de los humanos y también interrumpir los ciclos de vida de muchas criaturas nocturnas.

En la actualidad, una gran cantidad de contaminación lumínica causada por luces, negocios, hogares, automóviles y otras fuentes hechas por el hombre afectan al 83 por ciento de la población mundial.

La Asociación Internacional del Cielo Oscuro se formó en 1988 para preservar o mejorar áreas con bajos niveles de contaminación lumínica y para prevenir la propagación de la contaminación lumínica en otras áreas. Actualmente, la organización ha certificado 115 lugares del cielo oscuro en todo el mundo, incluidos muchos parques nacionales de los Estados Unidos, como Big Bend, Joshua Tree y Canyonlands.