Conocedores
Close

Este es Caño Cristales, en Colombia: el río más hermoso del mundo

Conocedores.com

6 de mayo de 2019

Es uno de los grandes atractivos turísticos del país. Sus aguas adquieren los colores del arcoíris gracias a unas plantas acuáticas llamadas macarenias

Se lo conoce como «el río más hermoso del mundo», «el río de los dioses», «el arcoíris que se derritió», «el arcoíris líquido» o el «río de los colores». Y es uno de los principales atractivos turísticos de Colombia: Caño Cristales.

Este río está ubicado en la Sierra de la Macarena, dentro del Parque Nacional Sierra de la Macarena, que ocupa una superficie de unas 630 mil hectáreas.

Es uno de los espectáculos más importantes del mundo, ya que sus aguas adquieren los colores del arcoiris gracias a unas plantas acuáticas llamadas macarenias.

Y, dependiendo de los reflejos de la luz solar, cambia su color en un proceso que va desde el verde hasta el rojo, pasando por el amarillo, azul y rosado.

Aunque se puede viajar todo el año, hacerlo entre julio y noviembre es el momento ideal para visitar el Parque Nacional Natural Sierra de La Macarena. A este destino se puede llegar desde las localidades de Villavicencio y Bogotá.

No está permitido el uso de bloqueadores/protectores solares ni repelente si se va a ingresar al río, debido a que los químicos pueden afectar el crecimiento de lamacarenias clavigera, la planta que florece en sus profundidades y le da sus colores.

La belleza única de Caño Cristales, donde se destacan sitios como Los Ochos, La Escalera y el Salto del Águila, es el principal atractivo para las personas que llegan a La Macarena. Allí se puede caminar durante horas para deleitarse con los paisajes, comer platos típicos de la gastronomía de los llanos y conectarse con la naturaleza.

Además de Caño Cristales, en los alrededores de la Macarena, se pueden vivir otras experiencias como la pesca deportiva, recorridos por las orillas del río Guayabero para admirar petroglifos que fueron elaborados hace cientos de años por indígenas Guayaberos y Tiniguas, o conocer Caño Piedra, El Mirador, La Laguna el Silencio o Cristalitos, otros escenarios con alto valor paisajístico del Municipio.

La música también hace parte de las experiencias hasta ahora poco exploradas. Ver un show de joropo, baile característico de la zona, o comer un buen plato de carne llanera son otros de los momentos que encantan a los turistas que arriban al Meta. En esa pequeña porción de tierra los cantos y su música dan una pequeña muestra de los más de mil ritmos agrupados en 157 géneros que tiene el país.