Conocedores
Close

Este es el edificio deshabitado más alto del mundo

Conocedores.com

11 de agosto de 2019

El que se suponía que sería el hotel Ryugyong, tiene más de 300 metros de altura y se suponía que tendría tres mil habitaciones. ¿Dónde está?

En 1987, se sentaron las bases para nuevo gran hotel en la capital de Corea del Norte, Pyongyang. El rascacielos en forma de pirámide debía superar los 300 metros de altura y fue diseñado para albergar al menos tres mil habitaciones, así como cinco restaurantes giratorios con vistas panorámicas.  Se suponía que el hotel Ryugyong, abriría solo dos años después. Pero nunca lo hizo, y se convirtió en el edificio deshabitado más alto del mundo.

Si bien la estructura alcanzó su altura prevista en 1992, permaneció sin ventanas y hueca durante otros 16 años, con el hormigón desnudo expuesto, como un monstruo amenazante que domina la ciudad.

Desde entonces, el hotel se ha visto revestido de metal y vidrio, y más tarde se equipó con luces LED para convertirlo en un colorido espectáculo nocturno. El trabajo de construcción comenzó y se detuvo muchas veces, alimentando la especulación constante sobre si alguna vez se abrirá a los invitados.

El hotel Ryugyong fue producto de la rivalidad de la Guerra Fría entre Corea del Sur apoyada por Estados Unidos y el Norte respaldado por los soviéticos.

El edificio consta de tres alas, cada una inclinada en un ángulo de 75 grados, que convergen en un cono que encierra los 15 pisos superiores, que están destinados a restaurantes y plataformas de observación.

En 2008, después de una pausa de 16 años, la construcción se reanudó inesperadamente, como parte de un acuerdo con un conglomerado egipcio que fue contratado para construir la red 3G de Corea del Norte.

El proyecto, completado en 2011, alimentó la especulación sobre la apertura del hotel, algo que tampoco se concretó.

El Ryugyong volvió a la vida en 2018, cuando se instalaron LED en su fachada, convirtiendo el edificio en el mayor espectáculo de luces de Pyonyang, así como una máquina de propaganda. Un programa de cuatro minutos muestra la historia de Corea del Norte y una variedad de lemas políticos, mientras que el cono en la parte superior proyecta una enorme bandera de Corea del Norte.

La pregunta, sigue siendo si algún día este famoso hotel finalmente abrirá sus puertas.