fbpx
17/12/19   |   Lifestyle

Los Boeing 737 Max no vuelven a volar: se suspendió indefinidamente su producción

La noticia que Boeing no quería escuchar se hizo realidad y por ahora, nadie sabe qué pasará con los aviones y cuándo volverán a operar

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

La situación con los Boeing 737 Max se complica aún más. A partir de enero de 2020, el gigante de la fabricación, anunció que suspenderá la producción del modelo, hasta tanto se obtengan los recertificados y autorización para poder volver a operar.

Tras los dos accidentes aéreos, el primero con Lion Air y el segundo con Ethiopian Airlines, las autoridades mundiales decidieron suspender los vuelos del 737 Max, afectando a toda la industria área.

Pasado el tiempo y los estudios iniciales, los primeros informes, indicaron que los aviones volverían a volar en julio de 2019, luego en agosto, en octubre, en noviembre e incluso se mencionó diciembre. Finalmente, se comenzó a hablar de inicios de 2020, pero ahora nadie sabe a ciencia cierta qué pasará con el avión más exitoso comercialmente para Boeing.

La situación entre Boeing y las autoridades internacionales de seguridad aérea amenaza con una nueva demora en volver a poner en servicio la flota 737 Max, de acuerdo con funcionarios del gobierno de Estados Unidos y sindicatos del sector.

La última complicación surge de una reunión informativa de Boeing en agosto que fue interrumpida por los reguladores de los Estados Unidos, Europa, Brasil y otros lugares, que se quejaron de que el fabricante del avión no había brindado detalles técnicos y responder preguntas específicas sobre las modificaciones realizadas al controvertido software que ocasionó las dos fallas.

La compañía dijo que tomará al menos hasta 2021 entregar todos los aviones ya construidos desde su suspensión, ya que las aerolíneas no pueden aceptar logísticamente o financieramente cientos de aviones adicionales a la vez. Los reguladores también tienen que inspeccionar cada avión, lo que aumenta el retraso.

La interrupción de las entregas desde marzo ha sido una tremenda pérdida de dinero en efectivo para Boeing, que obtiene la mayor parte de sus ingresos una vez que se entrega un avión. Al mismo tiempo, sin embargo, la detención en realidad reducirá los gastos de la compañía mientras se suspenden las entregas, aunque más tarde Boeing tendrá que pagar miles de millones de dólares a los clientes de sus aerolíneas para compensarlos por el costo de no tener los aviones operando, generándoles varios perjuicios económicos, como la necesidad de alquilar aviones o suspender o restringir rutas aéreas.

Por ahora, la noticia que el fabricante no quería escuchar se hizo realidad. Los Boeing 737 Max no vuelven a volar y se suspendió su producción.

Fotografía
Cortesía

Más por conocer

Featured

Close