fbpx
05/10/20   |   Viajes

Los mejores lugares de Noruega para ver las auroras boreales

¿Cuándo es el mejor momento del año para verlas? Mitos y verdades sobre uno de los fenómenos más extraordinarios de la naturaleza

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Las historias sobre las auroras boreales incluyen tanto verdades científicas como mitos acerca de lo que provoca este extraordinario fenómeno natural que se manifiesta como un espectáculo de luces en el cielo. Para explicar el fenómeno de las auroras boreales debemos acudir a físicos especializados en magneto-hidrodinámica. Pero estos expertos hablan seguramente en un lenguaje difícil de entender para la mayoría de los mortales.

Por eso, vamos con una explicación algo más sencilla: cuando las explosiones y llamaradas solares alcanzan cierta intensidad, enormes cantidades de partículas son arrojadas por el Sol al espacio.

A partir de ahí, la cosa se vuelve un poco más complicada. Cuando las partículas alcanzan el escudo magnético de la Tierra, son atraídas hacia una zona alrededor del Polo Norte, conocida como el óvalo o cinturón de las auroras. Allí entran en contacto con la parte superior de la atmósfera, las capas de ozono, oxígeno y otros materiales que protegen nuestro planeta. La energía que se desprende entonces es lo que vemos como auroras boreales.

Todo esto ocurre a unos 100 kilómetros por encima de nuestras cabezas. La enorme carga energética de las auroras, que contienen infinidad de átomos y moléculas, es la razón por la que llegamos a verlas con tanta claridad.

Aunque puede que no pensemos demasiado en ello, las auroras boreales son un fenómeno tan natural como el clima. Su apariencia e intensidad varían en función de la actividad del sol y su ubicación depende del campo magnético de la Tierra.

Estas luces mágicas aparecen en una franja de forma ovalada situada sobre la Tierra siempre en la misma posición en relación al Sol. Normalmente es posible ver las auroras, por la noche, desde la parte continental del Norte de Noruega, y durante el día desde el archipiélago de Svalbard. Cuando la actividad del Sol aumenta, las auroras pueden verse también desde zonas más al sur de Noruega.

Durante el periodo vikingo, se creía que las auroras boreales eran la armadura de las valquirias, o vírgenes guerreras, que arrojaba una extraña luz parpadeante. Hoy en día, los locales suelen referirse a las auroras, con todo respeto, como «la dama verde».

A menudo se dice que en el Norte de Noruega es uno de los mejores lugares del mundo para ver la aurora boreal, ya que se encuentra justo debajo del óvalo de las auroras. Para ser sinceros, esto es sólo una verdad a medias, ya que las auroras también pueden verse desde otros lugares fuera de Noruega.

Sí nos atrevemos a afirmar que el Norte de Noruega es, sin duda, uno de los lugares más cómodos e interesantes para ver la aurora, ya que en esta zona viven cientos de miles de personas, lo que implica una gran variedad de hoteles y actividades que garantizan que no nos aburriremos mientras esperamos que suceda este fantástico hecho de la naturaleza.

El llamado cinturón de las auroras boreales cruza el Norte de Noruega sobre las islas Lofoten y sigue la costa hacia el norte hasta Cabo Norte y más allá. En esta zona cualquier lugar es bueno, ya que se pueden observar las mismas auroras boreales en Lofoten que en Tromsø, 500 kilómetros más al norte, simplemente desde otro ángulo.

En los últimos años la aurora también hizo acto de presencia, en menor medida, en partes de Trøndelag, más al sur.

No hay que olvidar que la aurora puede ser un poco como una diva, que sólo comienza su espectáculo cuando cree que es el momento adecuado. La paciencia es una virtud, también cuando se persigue a la aurora boreal. Para aumentar tus posibilidades de cazar alguna aurora, los mejores momentos son entre septiembre hasta finales de marzo, y entre las seis de la tarde y la una de la mañana.

Sin embargo, la aurora se muestra en su esplendor cuando el tiempo es frío y seco, generalmente a partir de diciembre. Algunos dicen que el clima más seco, que permite que los cielos estén más despejados, se encuentra generalmente en el interior, lejos de la costa. Pero esto no siempre es así.

Si se producen fuertes vientos del este la costa puede tener cielos más despejados que las zonas del interior. Y para sacar el máximo partido a la experiencia, hay que tratar de evitar las noches de luna llena, ya que cuando esta es muy brillante puede hacer que la aurora se vea menos nítida.

Fotografía
www.visitnorway.es

Más por conocer

Close