Conocedores
Close

Los mejores lugares para ver las estrellas en Estados Unidos

Conocedores.com

18 de marzo de 2019

Hawái, Alaska, Nuevo México, California y Pensilvania tienen lugares increíbles para conseguir cielos claros para ver las estrellas. Recomendaciones y cuándo visitarlos

Observar el universo en absoluta oscuridad puede ser una gran experiencia. Y en un país con ciudades gigantescas, con una enorme cantidad de luces, puede parecer difícil lograr ese reto. Sin embargo, su amplio territorio ofrece muchas sorpresas. Por eso, les presentamos los mejores lugares para ver las estrellas en Estados Unidos.

Desde una isla tropical hasta el ártico, donde los cielos oscuros y vastos campos, esperan al astrónomo que todos tenemos en nuestro interior.

Mauna Kea, Hawái

En Big Island (Isla Grande), como se le llama a la isla de Hawái, la cumbre de 4207 metros de altura del volcán inactivo Mauna Kea es un lugar en el que prácticamente no existe la contaminación lumínica y cuenta con uno de los mejores observatorios del mundo. También es el único lugar en Estados Unidos en el que se puede ver la Cruz del Sur completamente.

Hay que ir al Maunakea Visitor Information Station (Estación Informativa para Visitantes de Maunakea), ubicada a la altura de los 2800 metros del volcán. Esta instalación ofrece un Star Gazing Program (Programa de Observación de Estrellas) que incluye la posibilidad de observación a través de telescopios públicos.

Chaco Culture National Historical Park, Nuevo México

En este parque arqueológico del desierto, ubicado a 243 kilómetros en auto desde Albuquerque, Nuevo México, quedaremos maravillado por las brillantes constelaciones, planetas y galaxias entre la oscuridad absoluta, al igual como lo hicieron los ancestrales indígenas pueblo hace mil años.

Varios de los edificios de piedra de la civilización chaco se construyeron en función de que estuvieran alineados con los ciclos solares y lunares, lo que les da a las sorprendentes ruinas actuales un vínculo astronómico al pasado prehistórico.

Los programas para ver cielos nocturnos incluyen un vistazo a través del pequeño telescopio de 635 milímetros del Chaco Observatory (Observatorio Chaco).

Denali National Park & Preserve, Alaska

La ubicación aislada y remota del parque, a 386 kilómetros al norte de Anchorage, Alaska, hace que sea un lugar idóneo para observar estrellas. Pero la razón principal de la merecida reputación de Denali es su altitud, ya que propicia que sea un lugar espectacular para ver las aurora borealis, también conocidas como las auroras boreales.

El colorido fenómeno —cortinas de verde, rojo, azul y violeta moviéndose por el cielo nocturno— ocurre cuando los vientos solares se topan con los campos magnéticos y la atmósfera de la Tierra para exhibir un espectáculo deslumbrante.

El mejor momento del año para ir es entre septiembre y abril, cuando abunda la oscuridad y la actividad auroral es más frecuente.

Death Valley National Park, California

Death Valley (valle de la Muerte), famoso por su fantástica geología y su calor agobiante, también cuenta con uno de los cielos más oscuros del país, cortesía de su remota ubicación en el desierto cerca de la frontera de los estados occidentales de California y Nevada. A unos 193 kilómetros de las luces de los casinos de Las Vegas, encontraremos un vasto horizonte y un cielo que suele estar despejado.

Los viajeros se pueden hospedar en una de las dos pequeñas urbanizaciones para turistas, Furnace Creek o Stovepipe Wells, pero deben viajar a sitios más oscuros, como Badwater Basin (cuenca Badwater) o Mesquite Flat Sand Dunes (dunas Mesquite Flat) para una experiencia de observación de estrellas que valga la pena.

Desde octubre hasta abril, nos podemos unir a un programa de observación de la Luna y las estrellas guiado por guardabosques.

Cherry Springs State Park, Pensilvania

A 293 kilómetros de las luces urbanas de Pittsburgh, Pensilvania, una oscuridad excepcional y una colina de estrellas envuelven esta naturaleza forestal que se encuentra a 700 metros de altura.

El Astronomy Observation Field (Campo de Observación Astronómico), un claro entre los cerezos que le dan su nombre al parque, atrae a los observadores de las estrellas con sus telescopios provenientes del este de Estados Unidos.

Para ingresar hay que registrarse y pagar tarifas, pero la Night Sky Viewing Area (Área de Observación de Cielos Nocturnos), por el contrario, no necesita nada de lo anterior. En condiciones de observación óptimas, la Vía Láctea brilla con tanta intensidad que puede proyectar la sombra en el suelo. Las lluvias de meteoritos, como las perseidas en agosto, y los eventos populares del parque atraen a muchos turistas.