fbpx
01/12/16   |  

Netflix ahora permite descargar series y películas… y lo cambia todo

Es ideal, por ejemplo, para cuando estamos abordo de un avión y sin conexión a Internet

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

De tanto en tanto, una empresa lanza un producto o servicio que revoluciona al mundo. Si pensamos a corto plazo, en 2007 Apple marcó un antes y un después en la industria de los celulares con el iPhone, y ya nada fue igual.

Sólo un año más tarde, en 2008, Spotify desembarcó tímidamente con su servicio de música en streaming, que en poco tiempo tomó alcance global cambiando la forma en la que escuchamos música. Ya no es necesario llamar a una radio para que podamos disfrutar de la canción que queremos o comprarla en la tienda de iTunes.

Y el nuevo gran salto lo acaba de dar Netflix. Desde este miércoles es posible descargar series y películas de su cada vez mayor biblioteca, para verlas en el momento que queramos desde nuestro smartphone o tablet.

Lo que puede parecer simplemente un servicio más de Netflix, es en realidad mucho más. Ya no será necesario alquilar o comprar una película en, por ejemplo, iTunes. Tampoco tendremos que depender de los servicios de grabación de la televisión por cable.

Netflix acaba de convertirse en el nuevo game changer.

Netflix no sólo amplia cada vez más los contenidos con producciones de las principales productoras, sino también con sus propias propuestas originales. Y moviéndose estratégicamente con un foco bien marcado, logró llevar a decenas de mercados su apuesta.

Si pensamos en iTunes, que también marcó un antes y un después con su lanzamiento en 2003, hoy su catálogo es limitado en series, sobre todo fuera de Estados Unidos, y el precio del alquiler o compra de un título, ya pertenece a una era que quedó en el olvido.

Con su abono inicial de U$S 7.99, Netflix nos da cientos de películas y series, ya no sólo para ver en streaming, sino también para descargarlas en nuestros equipos y verlas en el momento en el que lo deseemos.

Es un servicio pensado para el consumidor que cambiará hábitos. Y si bien aún falta para cortar el cordón de la televisión por cable, estamos cada vez más cerca.

Informe y fotografía
Norberto Sica

Más por conocer

Close