fbpx
Por qué visitar Whakātane, entrada al volcán más activo de Nueva Zelanda
03/05/19   |   Viajes

Por qué visitar Whakātane, entrada al volcán más activo de Nueva Zelanda

Además, cuenta con bosques fantásticos, playas de arena blanca, además de una historia llena de costumbres y leyendas. Es uno de los destinos obligados para visitar en la Isla Norte de Nueva Zelanda

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Un volcán humeante, bosques de pohutukawa, playas de arena blanca, además de una historia llena de costumbres y leyendas. Whakatāne, es uno de los destinos obligados para visitar en la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Lonely Planet clasificó a Nueva Zelanda como uno de los dos mejores lugares del mundo para hacerse un tatuaje.

El tradicional tatuaje Māori usado para identificar a una persona a través del arte corporal. Tā moko combina el simbolismo centenario con historias personales. Comienza con una consulta durante el almuerzo en el estudio de los tatuadores para combinar cómo será el dibujo, seguido de una karakia (oración) antes de empezar del trabajo. Lleva de dos a cuatro horas, dependiendo de la complejidad y del tamaño del dibujo. Es una buena manera de mostrarle al mundo que Nueva Zelanda le ha dejado su marca.

Whakatāne se encuentra en Eastern Bay of Plenty, a 90 kilómetros al noreste de Rotorua y a tres horas en coche de Auckland. La región forma parte de la Pacific Coast Highway, una carretera incomparable por su belleza natural y su historia. Como puede estar congestionada en el verano, lo mejor es visitarla en primavera y otoño. Veinte minutos al norte está el pueblo de Matata (645 habitantes), con residentes relajados, bellos paseos alrededor de la reserva y excelentes helados en la Matata General Store.

Una casa que dio la vuelta al mundo

Mātaatua Wharenui le dio un nuevo significado al término «fiesta itinerante». Esta casa de reunión Māori primorosamente esculpida, construida por la tribu Ngāti Awa en 1875, fue desmontada y enviada a Sídney para una exposición después de la confiscación de tierras Māori por tropas británicas.

A continuación, estuvo en Melbourne y después en Londres, donde se reerguió en el Victoria and Albert Museum. En 1925, fue devuelta a Dunedin, en la Isla Sur, reducida a poco más que una pieza de museo.

El pueblo Ngāti Awa luchó por su regreso y en 2011, Mātaatua – recuperada por los maestros escultores – volvió a casa en Whakatāne. Su notable historia la cuentan, a través de historias y canciones, descendientes de aquellos que lucharon para devolverle la casa a su pueblo.

Caminar, caminar y caminar

La mejor manera de explorar Whakatāne es recorrer el sendero Nga Tapuwae o Toi (Huellas de Toi), una caminata de 16 kilómetros que toma de cinco a siete horas, dependiendo de cuántas veces nos detengamos a hacer una escala para admirar los paisajes.

La caminata sigue por un sendero en el bosque hasta Otarawairere Bay, en el extremo oeste de Ōhope Beach, donde el océano Pacífico cubre la arena incrustada de conchas. Hay una vista espectacular de Toi Pa (Kapua-te-rangi), considerado el asentamiento más antiguo de Nueva Zelanda. Los escalones empinados ayudan en el entrenamiento cardiovascular, pero hay que verificar el horario de las mareas.

La recompensa es un caleidoscopio de vistas del litoral, exuberante mata nativa y colonias de aves marinas.

Fotografía
Cortesía Turismo Nueva Zelanda

Más por conocer

Featured

Close