The Acolyte
¿Qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico?
17/03/22   |   Viajes

¿Qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico?

Saber qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico resulta sin dudas de mucha ayuda para hacer un posible itinerario

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Llegar a un país sin experiencia previa puede resultar una gran experiencia, siempre que se haga una planificación adecuada. Saber qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico resulta sin dudas de mucha ayuda para hacer un posible itinerario.

Una primera visita en Puerto Rico, según recomiendan los organismos oficiales de turismo, debería tratarse de experimentar nuevas vistas, sabores únicos y aventuras emocionantes, y experimentar su cultura vibrante.

Desde la vida de la ciudad hasta retiros en la montaña, caminatas por la selva tropical y paseos por la playa, el visitante debe prepararse para una experiencia de todos los sentidos. Por ello, desde CONOCEDORES.com® elaboramos un posible itinerario sobre qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico.

Día uno

Al arribar a la capital San Juan, hay que probar el auténtico sabor del Caribe dirigiéndose directamente al barrio de Piñones del cercano pueblo de Loíza. Esta pintoresca franja de quioscos y restaurantes frente al mar está a solo 15 minutos en automóvil de la ciudad (y a unos cinco minutos del aeropuerto).

Una vez en Loísa puede optarse por almorzar sentado en uno de los muchos restaurantes como Hook’d, Donde Olga o El Nuevo Acuario y disfrutar platos de mariscos locales frescos como huachinango frito entero, mofongo relleno de camarones, o mahi mahi de ajo. O elegir un quiosco (lo que los lugareños llaman chinchorreo) y probar por primera vez los buñuelos puertorriqueños como alcapurrias, bacalaítos y piononos.

Luego hay que ponerse el traje de baño y dirigirse a La Posita, una playa tranquila enmarcada por una formación rocosa que crea una gigantesca poza de marea poco profunda.

Las opciones de alojamiento van desde hoteles de lujo como Condado Vanderbilt, Fairmont El San Juan Hotel y La Concha Resort hasta hoteles boutique como AC Hotel y O:Live Hotel, así como también acogedores alquileres de vacaciones en los vecindarios de Condado o Isla Verde. La mejor opción depende únicamente de la preferencia y presupuesto.

 

Si aún queda espacio, podría ser tiempo de tener una cena de lujo en Cocina Abierta, 1919 Restaurant o Mario Pagán Restaurant . Estas cocinas están dirigidas por algunos de los mejores chefs de la isla.

Día dos

Tras un primer día de relax, será momento de abrazar la cultura puertorriqueña por completo y tener un día inmersivo de diversión y aprendizaje en el Viejo San Juan. La ciudad amurallada es una «parada obligada» para todos los visitantes por primera vez (y también para la mayoría de los visitantes que repiten).

En la ciudad amurallada es posible explorar fortalezas españolas de 500 años de antigüedad como el Castillo San Felipe del Morro, visitir museos históricos como el Museo Casa Blanca, una mansión construida en el siglo XVI para Juan Ponce de León y detenerse en puntos de referencia como la Puerta de San Juan y La Rogativa para la sesión de fotos perfecta.

¿Qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico?

Caminar arriba y abajo por las calles de adoquines azules seguramente abrirá el apetito. Para disfrutar de un almuerzo tradicional puertorriqueño, la recomendación es visitar Barrachina (uno de los lugares que dice haber inventado la famosa piña colada ), De Averdura, Café Manolín o El Jibarito, donde pueden encontrarse comidas abundantes o ligeras que representan la cultura de la Isla.

Quizá no haya mejor manera de terminar el día que con una degustación de ron. Al cruzar el puerto de San Juan hasta Casa Bacardí en el pueblo de Cataño, donde se puede aprender sobre el ron más popular del mundo. El visitante podrá elegir entre diferentes recorridos, desde el recorrido histórico básico hasta una degustación de ron premium o tomar una clase de mixología. Incluso se puede llenar una botella propia en la tienda de regalos.

Día tres

Después de un largo día en San Juan y una noche de fiesta, quizás sea momento de hacer un poco de turismo. El recorrido se dirige hacia Rincón, el punto más occidental de la Isla. El viaje por carretera hacia el oeste debe incluir una parada en el Parque de las Cavernas del Río Camuy en Camuy, un icónico sistema de cuevas con asombrosas vistas de la campiña de la isla.

Siguiendo en la ruta a lo largo de la costa norte puede realizarse una parada rápida en el Mirador de Guajataca para disfrutar de una de las vistas más impresionantes del Océano Atlántico. También puede realizarse una breve caminata costera a través del Túnel de Guajataca, que alguna vez fue parte de la red de vías del tren que transportaba caña de azúcar alrededor de la isla.

Una vez llegado a Rincón, vale deterse para una última parada en el Parque del Faro de Punta Higüera para disfrutar de la fascinante puesta de sol mientras se saborea una piña colada o un cóctel tropical de uno de los quioscos del parque.

Rincón tiene una amplia variedad de pintorescos alquileres de vacaciones, así como hoteles tipo resort como Rincón of the Seas, Serenity Rincón, Villa Cofresí o The Beach House Hotel. Para la cena, puede visitarse La Copa Llena, Casa Verde o Tamboo Beside the Pointe.

Día cuatro

Rincón es un pueblo de hermosos atardeceres y diversión descalza, por lo que parece apropiado disfrutar de un día de actividades relajadas después de un día de conducción y turismo. Es buena idea iniciar el día en Barefoot Yoga, un estudio al aire libre donde puedes tomarse una clase de yoga suave rodeado de naturaleza. No es necesario hacer reserva, aunque se recomienda si desea una clase privada adaptada a solicitudes especiales.

¿Qué hacer en una semana de viaje por Puerto Rico?

Para desayunar, dirigirse cuesta arriba hasta The English Rose parece una buena alternativa, ya que es el lugar de desayuno más popular en Rincón, por lo que es conveniente realizar una reserva. Su menú ofrece cocina local, así como platos ingleses y americanos; también sirven opciones vegetarianas y veganas. La vista desde la terraza es insuperable.

¿Por qué no mantener el estilo de vida relajado tomando una lección de surf o vela? No importa el nivel, el visitante puede sumergirse y aprender a atrapar algunas olas con instructores expertos. Las escuelas alquilan equipos como tablas de surf y paddleboards.

Si la preferencia es aprovechar al máximo las famosas playas de la costa oeste, puede dirigirse a Sandy Beach, Domes Beach (una playa de surf de clase mundial) o Steps Beach (donde puede alquilar equipo de snorkel).

Día cinco

Este itinerario continúa camino a Ponce. En camino hacia esta ciudad, pueden visitarse algunos lugares de interés, como la Iglesia Porta Coeli en San Germán, la segunda iglesia más antigua de Puerto Rico y uno de los museos de arte religioso más importantes del mundo.

Una vez en Ponce, alrededor de la plaza pueden verse puntos de referencia local, como el icónico Parque de Bombas, una antigua estación de bomberos convertida en museo justo en la plaza de la ciudad. A su alrededor se pueden encontrar diversas esculturas de leones, la Fuente de Leones, la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe y la residencia del alcalde.

En un rápido paseo por la ciudad se observan una variedad de impresionantes murales pintados en vivo durante el festival anual de arte urbano. A continuación, puede optarse por visitar el Castillo Serrallés, una gran finca convertida en museo que fue la casa de la familia Serrallés, propietaria de la destilería de ron Don Q.

Un buen cierre del día puede ser cenando en el restaurante La Cava para una comida criolla más sabrosa, o bien disfrutar de una cena italiana en Campioni Pizza Birra & Tapas.

Día seis

En las afueras de Ponce, puede realizarse un viaje a Hacienda La Mocha o Hacienda Buena Vista, dos modernas plantaciones de café donde puede aprenderse todo sobre el proceso de cultivo y tostado del café en Puerto Rico. Allí hay un santuario de mariposas y aves donde puede hacerse un recorrido y aprender más sobre las especies nativas de Puerto Rico.

También puede pasarse el día visitando la Isla Caja de Muertos, una de las atracciones más encantadoras cerca de Ponce. A solo un viaje en bote desde el puerto marítimo de Salinas con East Island Excursions, hay senderos, pueden explorarse las ruinas del faro, observarse aves y pasar un día bajo el sol en una de las playas más vírgenes de Puerto Rico, Playa Pelícano.

Día siete

Antes de finalizar el viaje por Puerto Rico, se puede pasar las últimas horas en la piscina de algún hotel o ir a La Guancha para probar por última vez la vida boricua. Puede reservarse un vuelo desde el Aeropuerto La Mercedita en Ponce (PSE) o conducir de regreso para salir desde el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (SJU).

Para mayor información sobre este destino, puede visitarse el sitio web oficial del área Turismo de Puerto Rico (clic aquí).

Fotografía
Cortesía Discover Puerto Rico
Autor
Conocedores.com

Some of our content may contain marketing links. If you buy or subscribe from a CONOCEDORES.com® link, we may earn a commission. Our editorial teams and journalists are not influenced by our affiliate partnerships.

Más por conocer

Featured

Close