fbpx
Conocedores
Close

9.2

REVIEW The Knickerbocker Hotel: uno de los mejores rooftop de New York

Por Norberto Sica

7 de octubre de 2019

Ubicado en el corazón de Times Square, le suma una gastronomía deliciosa y una ambientación que lo hace atractivo por donde se lo mire

La llamada Gran Manzana es una de esas ciudades frenéticamente atractivas, con tanto por hacer, tantos lugares por recorrer y tantas ubicaciones estratégicas, que las opciones se multiplican de forma constante. Y una de las preguntas que los viajeros nos hacemos es cuáles son los mejores rooftop de New York.

Y esa respuesta tiene entre los nombres destacados al hotel The Knickerbocker, en el corazón mismo de Times Square, a dos cuadras de la 5th Avenue, a metros de uno de los parques favoritos como Battery Park y a minutos de atracciones como el Radio City Music Hall, la Catedral de San Patricio o el Rockefeller Center, que nos brinda panorámicas de 360 grados.

Miembro de The Leading Hotels of the World, The Knickerbocker logra combinar la intensidad de una de las zonas más activas de Nueva York, con un aire de calma y relax en su decoración y ambientación.

El clásico edificio, nos presenta una fachada que refleja su grandeza histórica, con ladrillos color terracota y una arquitectura Beaux Arts, que influenció las construcciones de Estados Unidos, especialmente entre 1885 y 1920.

Mientras el exterior muestra lo mejor del academicismo francés, su interior, es completamente minimalista, con pisos de mármol, paredes de textura pulida, muebles bajos que utilizan una paleta de colores neutros, tanto en las áreas comunes como en las habitaciones.

Sus 330 cuartos (entre los que se incluyen 31 suites), están completamente construidos a prueba de sonido. Es increíble ver desde nuestra ventana, cómo mientras Times Square explota de dinamismo nuestra habitación es un oasis absoluto.

Cada «room» sigue las líneas de diseño elegantes y minimalistas, en donde prevalecen los tonos gris topo, blancos, negros y plateados.

En el cuarto piso, The Knickbocker, nos presenta una de sus propuestas gastronómicas de estilo: Charlie Palmer, el lugar escogido para los desayunos buffet de cada mañana o para degustar un aperitivo, o un almuerzo o cena.

(Entre mis preferidos del desayuno, imperdibles el Avocado Toast y el Parfait de Coco, sobre todo para los que buscamos propuestas light y saludables).

Otro punto para un café «on the go» es la cafetería Jake’s, ubicada en el lobby de ingreso.

Y por supuesto, el pináculo lo ofrece St. Cloud, uno de los mejores rooftop de Nueva York, ideal para cualquier momento del año, pero especialmente para el 31 de diciembre, en las celebraciones de Año Nuevo, lugar que hay que reservar con mucha antelación.

Con sus tres lujosos balcones con vista a Times Square, elegantes opciones de asientos interiores y exteriores, posee una sala privada y exuberantes paredes con vegetación.

St. Cloud ofrece un menú de cócteles, cervezas artesanales y un menú exclusivo de platos de estación.

En opciones de entretenimiento, no podemos dejar de mencionar que cuenta con un gimnasio, dividido en dos sectores: uno especialmente pensado para entrenamiento aeróbico y otro para muscular.

The Knickerbocker combina una ubicación clave, uno de los mejores rooftop de la ciudad, una gastronomía deliciosa y una ambientación de lujo amigable, lo que lo hace atractivo por donde se lo mire.

Hotel

The Knickerbocker New York

Overall

9.2

  • 9.5 Ubicación
  • 9.5 Decoración & Ambientación
  • 9 Espacio en Habitaciones
  • 9.5 Estilo
  • 9 Layout & Confort
  • 8.5 Servicio & Amabilidad
  • 9.5 Rooftop
  • 9 Gastronomía
  • 9 Experiencia Personal